Cuadernos de la Kursala

Los Cuadernos de la Kursala, ¬†un proyecto expositivo y editorial nacido en 2007 ¬†y fundado por ¬†la Universidad de C√°diz. El proyecto lo dirige el fot√≥grafo, profesor e investigador de la fotograf√≠a, Jes√ļs Mic√≥. En esta entrevista el Sr. Mic√≥ nos relata los pormenores de esta aventura fotogr√°fica.

 

DeŐĀjame-volar1
DeŐĀjame volar. ¬© David CataŐĀ

Hola Jes√ļs, en primer lugar, ¬Ņnos puedes contar brevemente en qu√© consiste el proyecto de los Cuadernos de la Kursala?

En realidad no es un proyecto editorial propiamente dicho. No naci√≥ con esa exclusiva intenci√≥n. Debo extenderme un poco en esta primera cuesti√≥n, si no no se entender√° realmente. Tal y como ya explico detalladamente en el propio libro L, hace 8 a√Īos la UCA decidi√≥ abrir en C√°diz una peque√Īa y modesta sala de exposiciones para dedicar en exclusiva a la fotograf√≠a. Aunque yo ya llevaba residiendo en Barcelona unos a√Īos y, por tanto, parec√≠a un h√°ndicap que el comisario viviera a unos 1.000 Km. de donde se ubica el espacio expositivo, tanto la universidad como yo ten√≠amos una muy desarrollada confianza mutua desde mucho tiempo atr√°s y entendimos que el proyecto se pod√≠a llevar a cabo. Otros h√°ndicaps a tener en cuenta eran que no √≠bamos a gozar de un presupuesto equivalente al de otras salas p√ļblicas dependientes de entidades dedicadas exclusivamente al arte (museos, fundaciones, etc.) y que la sala estaba no s√≥lo en la periferia geogr√°fica sino en la -tambi√©n- periferia cultural del arte contempor√°neo espa√Īol.

La-Decencia
La Decencia. © David León Rodríguez

Dada mi actividad docente, decid√≠ optar por orientar La Kursala al impulso de autores noveles y prometedores, unos autores cuya programaci√≥n, a mi juicio, era mucho m√°s estimulante y fresca (adem√°s de necesaria), que la de los autores consagrados ya que este tipo de fotograf√≠a joven parec√≠a encontrarse bastante desatendida por ‚Äúel sistema‚ÄĚ. A todas luces era un planteamiento arriesgado y que no dar√≠a r√©ditos f√°ciles e inmediatos (si los llegaba a dar). Se trataba m√°s bien de un trabajo (una apuesta) a realizar a muy largo plazo, sin prisas. Una apuesta cuya promoci√≥n (su manera de se√Īalarse), adem√°s, iba a depender vertebralmente de nuestras muy personales publicaciones. Si sal√≠a bien, sus efectos se empezar√≠an a notar despu√©s de un quinquenio, m√°s o menos. Y es que nuestra estrategia de promoci√≥n extralocal s√≥lo podr√≠a depender de las publicaciones. Si quienes conforman el n√ļcleo central de poder del arte contempor√°neo espa√Īol no iban a venir a visitar nuestra sala (as√≠ como tampoco una audiencia mayoritaria), entonces ser√≠amos nosotros los que cada dos meses viajar√≠amos puntualmente hasta ellos/as present√°ndonos en sus manos (humilde pero insistentemente) en forma de fotolibros con un marcado car√°cter de autor, unos vol√ļmenes muy personales que romper√≠an con la concepci√≥n (y funci√≥n) tradicional de un cat√°logo de exposici√≥n. Nuestra colecci√≥n, Los Cuadernos de la Kursala, ser√≠a nuestro √ļnico pasaporte para entrar en el sistema del arte actual espa√Īol, para llegar a una audiencia avanzada.

DALIND_juanvalbuena_revista-ojosrojosDalind © Juan Valbuena

Los enviar√≠amos personalmente a un centenar de destinatarios/as especializados de todo el pa√≠s. Por tanto estas publicaciones nacieron para acompa√Īar a las muestras presentadas en el espacio expositivo (y no al rev√©s). Lo que ocurre es que, desde luego, la apuesta por Los Cuadernos ha sido tan firme que ha terminado haci√©ndolos los principales protagonistas del proyecto. Por ello, quede claro que nuestras exposiciones y libros son productos que se corresponden y relacionan pero que, a la vez, tienen completa vida propia.

caminolaguillo-revista-ojosrojos
Inward © Camino Laguillo

Parece que los cuadernos de la Kursala predicen un cambio generacional en la fotograf√≠a espa√Īola, ¬ŅCu√°l es el criterio de selecci√≥n de los autores que public√°is en los cuadernos?

Gracias por pensar en que ese cambio generacional est√° predicho por nosotros. En cuanto al criterio, y como se√Īalo tambi√©n en el libro L (siento repetirme pero son preguntas que me hacen muchas veces y la respuesta, como es l√≥gico, es exactamente la misma), para seleccionar busco la excelencia visual y la conceptual. Es decir, la calidad est√©tica o formal y la relativa a la idea y los contenidos del proyecto, lo que viene a denominarse como ‚Äúel concepto‚ÄĚ. Generalmente suelen ir acompa√Īadas cuando un trabajo me llama la atenci√≥n. Y luego busco una cierta narrativa anual a la hora de programar el curso completo en la Kursala. Si un mes pongo un autor muy expresionista, muy probablemente el siguiente es m√°s intimista y po√©tico. Pero en cualquier caso quiero subrayar que en la Kursala y en el resto de mis proyectos cabe todo tipo de fotograf√≠a. No hay jerarqu√≠as est√©ticas. Eso s√≠, lo que me interesan son autores que mimen los dos productos que van a realizar para nosotros, el libro y la exposici√≥n, autores que presenten un proyecto de sala y una maqueta de libro que ya denoten una especial entrega y contribuci√≥n a la l√≠nea de trabajo renovadora y actual de la Kursala.

afronautas-revista-ojosrojosAfronautas © Cristina De Middel

¬ŅPuede cualquier fot√≥grafo mandar sus trabajos para que se valore su publicaci√≥n?

En principio s√≠, siempre que sean trabajos de cierto nivel (tengo mi email bastante saturado y me agobia pensar en que a√ļn m√°s autores me env√≠en sus proyectos si no son prometedores). Adem√°s no se trata de pensar en la publicaci√≥n, se trata de plantear una exposici√≥n y una publicaci√≥n a la vez, no lo olvidemos. Para exponer en la Kursala no hay unos pasos concretos a seguir, no hay algo como un formulario de solicitud ni nada de eso. Lo √ļnico que tiene que hacer cualquier autor que le interese exponer (repito, no se trata s√≥lo de publicar) es enviarme su trabajo, enviarme sus maquetas (incluso, si lo desea, f√≠sicas: as√≠ se ve el acabado real que se pretende). Que me localice por email y s√≥lo si me interesara ya le pedir√© m√°s informaci√≥n y me pondr√≠a en contacto con √©l/ella.

furtivo-revista-ojosrojos
Furtivos © Vicente Paredes

Recibo continuamente propuestas y consultas de todo tipo (propuestas de exposici√≥n, maquetas de libros, asesoramiento personal de proyectos, indicaciones, etc.) y no puedo contestar a todos, hay algunos que no son conscientes de su bajo nivel y no puedo dedicarme a responderles. Por eso casi lo mejor es que qui√©n est√© interesado asista a alguno de mis visionados p√ļblicos de porfolios (o a mis clases, conferencias, seminarios). En ellos siempre estoy a la busca de nuevos autores con talento. Ya sean en escuelas, en festivales, en la UCA, en encuentros y cert√°menes de fotograf√≠a, etc. y tanto de entidades p√ļblicas como privadas. En un visionado es donde mejor puedo comprobar la val√≠a de un proyecto pues estoy interactuando en directo con el autor. Mejor casi que por email. Tengo el email a tope. Y muchos adem√°s me piden asesoramiento y mi opini√≥n sobre lo que me han enviado. Y eso (realizar cr√≠ticas de porfolios por correo electr√≥nico) ya no puedo hacerlo, no tengo tiempo. Por tanto, casi lo mejor es un visionado en directo.

ALta-Ouroboro-revista-ojosrojos
Ouroboro© Bside Books

Todos los trabajos que se publican son de gente joven y cada publicaci√≥n se maqueta de acuerdo con las especificaciones del autor. ¬ŅCrees que los autores est√°n preparados para esa tarea, quiero decir que siendo j√≥venes a lo mejor no han tenido mucho contacto con fotomec√°nicas ni con el mundo del papel en general?

De eso nada. M√°s bien hay que decir que est√°n mucho mejor preparados que los autores de m√°s edad. Los de 40 o m√°s s√≠ que no han crecido fotogr√°ficamente con la idea vertebral de fotolibro como una v√≠a de desarrollo y de salida de sus proyectos (no me refiero a cat√°logos, ¬Ņeh?). Cuanto mayores son los autores, menos implicados est√°n en la realizaci√≥n de sus proyectos en forma de fotolibro. Por supuesto hay excepciones. Pero en general, actualmente los j√≥venes los tienen muy presentes (los fotolibros) ya desde su formaci√≥n en las escuelas.

Ouroboro-revista-ojosrojos
Ouroboro© Bside Books

Debido a tu gran labor, algunos de los cuadernos se han convertido en objetos de colecci√≥n y la serie entera de cuadernos ha entrado a formar parte del Centro de Documentaci√≥n del Museo Reina Sof√≠a. ¬ŅPensabas que autores j√≥venes podr√≠an tener este reconocimiento tan inmediato y a ese nivel?

Yo s√≥lo quiero se√Īalar que en los a√Īos en que comenzamos la Kursala nadie (instituciones p√ļblicas ni privadas) apostaba por este tipo de autores noveles y mucho menos por el fotolibro. El sistema no les apoyaba. Ahora todo el mundo no piensa en otra cosa. Incluso veo que hay entidades y cert√°menes que han empezado a dar libertad en sus formatos de publicaci√≥n y nadie quiere colecciones de cat√°logos homog√©neos, muchos quieren hacer como ya hicimos nosotros en aquellos a√Īos, que cada autor de su colecci√≥n plantee un fotolibro diferente. Creo que la apuesta que hicimos en la Kursala fue arriesgada pero que ha marcado una cierta huella en la actual fotograf√≠a espa√Īola.

Christian_Lagata_revista-ojosrojos
Exposición de Christian Lagata

¬ŅCrees que el auge en el coleccionismo de fotolibros ha ayudado al empuje que tienen los cuadernos de la Kursala?

Me permito pensar que, quiz√°s, ocurri√≥ un poco al rev√©s. Por supuesto hay otros responsables de dicho auge. No s√≥lo nosotros. Pero creo que es evidente que dicho auge no fue el que gener√≥ nuestro nacimiento (del proyecto Kursala). Creo que el coleccionismo ha empezado a dispararse despu√©s de que nosotros ya llev√°ramos un buen tiempo en marcha con nuestra especial f√≥rmula. Por √ļltimo, hoy en d√≠a, ese coleccionismo en auge, s√≠ que ayuda a un mayor empuje de nuestros libros.

Christian_Lagata1_revista-ojosrojos
© Christian Lagata

Para celebrar el n√ļmero 50 (o mejor dicho, el n√ļmero L) de los Cuadernos de la Kursala, decidiste cambiar la filosof√≠a y hacer un n√ļmero y una exposici√≥n colectiva ¬ŅA qu√© se debe este cambio? ¬ŅPor qu√© n√ļmero L?

Bueno, antes que nada matizo que este cuaderno especial es el n√ļmero 50, no el n√ļmero L. Y ese n√ļmero 50 se titula L (como la exposici√≥n que le acompa√Ī√≥). Llegar a ese n√ļmero de exposiciones (y de Cuadernos) me llev√≥ a pensar en hacer una modesta celebraci√≥n en nuestra trayectoria. Har√≠amos una exposici√≥n y libro especiales con ese motivo. Como digo en el propio ejemplar, el nombre, sugerente y polis√©mico, se le ocurri√≥ muy pronto a Cristina de Middel en una de nuestras primeras conversaciones de trabajo entre todo el equipo. Ella lo plante√≥ y r√°pidamente los dem√°s empezamos a darle feedback. Cristina plante√≥ inteligentemente que L no s√≥lo hac√≠a referencia al n√ļmero 50 (por el n√ļmero romano) sino que a ella le suger√≠a ‚Äúeleh‚ÄĚ (por la interjecci√≥n andaluza: C√°diz). Luego otros fueron planteando que L era, adem√°s, la inicial de libro, la de aprendizaje y experimentaci√≥n (Learning: L de autoescuela) y la inicial de libre y libertad.

Oriol-Segon-Torra
Young patriots © Oriol Segon Torra

Cre√≠mos que todos estos aspectos son los que, desde fuera de C√°diz, se asocian a la Kursala y a su colecci√≥n de fotolibros. De ah√≠ el t√≠tulo. L es un proyecto en el que cinco de nuestros m√°s afamado autores volvieron a visitar La Kursala con sus obras en una exposici√≥n (ahora, para ellos, colectiva) en la que, por razones de espacio, no pod√≠an estar f√≠sicamente los 50. Es por eso que, de alguna manera, pretendimos que, de alguna manera, estos 5 autores representaran a todos los dem√°s.¬†Los 5 proyectos presentados no guardaron relaci√≥n entre s√≠ ni estuvieron supeditados a un tema com√ļn. Algo inaudito en la programaci√≥n de nuestra sala. Ped√≠ a sus autores que planteasen con toda libertad las obras que consideraran m√°s oportunas para una muestra y libro con las caracter√≠sticas se√Īaladas, incluso partes de proyectos en curso y/o experimentales de los que nos pudieran ofrecer una secci√≥n suficiente aunque pudiera no ser completa. Por esa raz√≥n en L se observa una diversidad tem√°tica, formal y conceptual que no est√° presente en el resto de nuestros Cuadernos.

federico_clavarino_ukraina_pasport
Ukraina pasport © Federico clavarino

El n√ļmero 51 de los cuadernos tambi√©n es colectivo ¬ŅVa a ser esta la nueva manera de enfocar el proyecto?

Absolutamente no. El n√ļmero 51 es un proyecto espec√≠fico que ha sido realizado por tres autores en com√ļn. Igual que ocurri√≥ en un par de ocasiones anteriores (L no ha sido la primera colectiva). Pero la l√≠nea de programaci√≥n/publicaci√≥n de la Kursala busca proyectos de autor que no priorizan el trabajo colectivo, m√°s bien el individual. Somos una sala peque√Īa y modesta, atendemos mucho mejor a autores individuales (aunque tampoco sea un problema presentar alg√ļn proyecto colectivo alguna vez). Pero ni mucho menos ser√° la nueva manera de enfocar el proyecto.

NAKEDNESS_JOSE_VARELANakedness © José Varela

¬ŅQu√© nuevos autores tienes preparados para el 2016?

Pues hace ya un tiempo que en una de mis newsletters los publiqu√©. En la temporada 2015-16 se presentan Marti Gasull+Yurian Quintana+Salvi Dan√©s (exposici√≥n que fue la primera, los tres de Barcelona/Tarragona), Marta Bisbal (Lleida), Ricardo Guti√©rrez (Santander), Mart√≠n Bollati (Buenos Aires), Sergio Casta√Īeira (C√°diz) y Alejandro Marote (Madrid).

Palindromo-Meszaros---The-Line
The Line © Palíndromo Mészáros 

¬ŅPodr√≠as decir a nuestros lectores si pueden, y c√≥mo pueden adquirir los cuadernos?

La UCA nunca ha querido obtener beneficios con los libros (aunque ser√≠a m√°s que leg√≠timo que lo hiciera). Siempre ha tenido claro que el apoyo a nuestros j√≥venes autores deb√≠a ser completo. Es una vocaci√≥n de servicio p√ļblico entregado a la fotograf√≠a novel espa√Īola. De nuevo somos una entidad, una instituci√≥n p√ļblica, que hace las cosas diferentes. No s√© cu√°ntas salas e instituciones p√ļblicas (y, como es l√≥gico, mucho menos las privadas) hay en nuestro pa√≠s que no comercialicen sus publicaciones. Pero me temo que no debe de haber muchas. Nuestra idea es que s√≥lo sean los ejemplares que pertenecen a nuestros artistas los que se puedan vender si ellos lo desean y as√≠, de esta manera, ¬†puedan obtener los beneficios al completo de esas ventas.

diaz-maroto-revista-ojosrojos

Roma, 2007 © Jose María Díaz-Maroto

No ponemos el m√°s m√≠nimo problema en que nuestros autores vendan sus ejemplares (todo lo contrario: cuantos m√°s vendan, mejor). Por tanto, apelo a que todo aqu√©l que est√© interesado en nuestros libros, se los compre a su autor directamente. S√≥lo as√≠ ayudamos a√ļn m√°s a la creaci√≥n fotogr√°fica novel. Pero adem√°s, quisiera a√Īadir que desde el principio tuvimos claro que el ‚Äúesp√≠ritu Kursala‚ÄĚ deb√≠a ser de c√≥digo abierto y compartido. Deb√≠amos buscar y ofrecer la m√°xima democratizaci√≥n en el acceso a Los Cuadernos en la medida de que siendo conscientes de que nuestros libros f√≠sicos no iban a llegar a todas las manos que desear√≠amos, al menos todo interesado en ellos podr√≠a baj√°rselos c√≥moda, gratuita y legalmente de la web de la UCA (web a la que subimos siempre los archivos finales de cada uno de nuestros vol√ļmenes en formato pdf).

Más información sobre los Cuadernos de la Kursala

 

Deja tu comentario