Fundación Foto Colectania

Publicado el
fotocolectania-revistaojosrojos

Nos  cuenta en qué consiste la Fundación Foto Colectania  su director, Pepe Font de Mora. También  nos habla sobre sus publicaciones, exposiciones y múltiples  proyectos. Os recordamos que podéis visitar la magnífica exposición de Danny Lyon “The Bikeriders/Uptown» hasta el 17 de abril en la sala de exposiciones de la Fundación.

SONY DSC

Hola Pepe, en primer lugar para ubicarnos, podrías contarnos cuando se fundó y a que se dedica la Fundación Fotocolectania.

Fotocolectania se fundó en 2002, es una fundación privada y tiene un objetivo prioritario: ser un centro de fotografía internacional el cual ha estado enfocado a difundir y expandir el coleccionismo desde su inicio. Se nos podría describir también como museo aunque discreto ,por el tamaño de la colección,  y porque está centrada en una época y en determinados países.

Tu nombre está ligado a la fotografía en  España como fundador y director de la Foto-Galería Railowsky de Valencia allá por el año 85, comisario de exposiciones de fotografía y como jurado en diferentes premios. ¿Cómo llegas a la Fundación Foto Colectania?

Llego precisamente después de una etapa de más 15 años en la librería Railowsky que fundé junto a mi hermano Juan Pedro. Después de ese tiempo y durante lo que podríamos calificar de año sabático empecé con el proyecto. Se puede decir que Foto Colectanía nace con la colección misma que inicio nuestro presidente Mario Rotllant aunque siempre hemos hecho hincapié en que el propósito de la  Fundación no es solo difundir y exponer nuestra propia colección sino que nace una idea más amplia, más abierta. La fundación es atípica dado a que los coleccionistas en general suelen empezar sus colecciones de manera variada e instintiva pero pasado un tiempo suelen meditar sobre  qué están haciendo y a donde se dirige su colección . Mario Rotllant decidió dejar de coleccionar otro tipo de arte para centrarse en este proyecto. Esto, por un lado fue debido a su gusto personal y por otra fue la idea de crear una colección original que aunque fuera privada tuviera una utilidad pública. Desde el principio yo le asesoré con la colección y se decidió que fuera de fotografía portuguesa y española desde los años cincuenta hasta el presente. Esto fue el inicio del proyecto aunque enseguida quisimos que fuera algo mucho más amplio y con más lineas de trabajo.

COLECTANIA-R152© Carlos Pérez-Siquier

La colección de FFC (que consta de más de 2500 obras) se centra en la fotografía española y portuguesa desde los años 50 hasta la fecha actual. ¿Porqué decide tomar la colección ese rumbo?

En ese sentido Mario Rotllant ha sido muy generoso. Antes de crear la Fundación habíamos puesto en marcha la colección y durante estos años lo ha dejado mucho en nuestras manos, en este caso las mías y también de nuestra directora artística que fue en los primeros años Lola Garrido y ahora es Irene de Mendoza. Digo que es muy generoso porque el coleccionista lo que suele hacer es divertirse yendo a ferias, viendo archivos, conociendo fotógrafos y en este caso lo ha delegado en nuestras manos. La peculiaridad de la colección como he dicho es ser de Portugal y España y solo fotografía contemporánea y en él se hace un  recorrido sobre la obra de los autores. No tenemos solamente una o dos obras maestras de los autores sino que tenemos mucha obra de cada fotógrafo cuando nos ha sido posible conseguirla. Hacemos esto para dar una visión amplia del trabajo de cada autor, tener varias series y una variedad cronológica, para lograr una mayor comprensión de la obra. En este sentido, la colección tiene una personalidad que la convierte en un híbrido entre una colección privada y una pública. La colección pública está obligada a ser representativa de la historia o está obligada a seguir las lineas maestras obligadas por el museo y la privada se siente mucho más libre en ese sentido. Nosotros tenemos las dos facetas. Tenemos a los creadores españoles y portugueses que nos han parecido históricamente interesantes pero a su vez nos hemos sentido libres  de escoger  a fotógrafos que nos ha parecido que tenían una obra personal y original.

Castello-Lopes-Revista-ojosrojos

La Fundación Foto Colectania lleva años abierta a mostrar  colecciones  fotográficas. ¿Cómo se decide que colección exponer? ¿La mayoría son públicas o Privadas? ¿Son internacionales o nacionales?

Desde hace cuatro o cinco años dimos un giro a la programación. Mantenemos la linea de programar exposiciones de colecciones pero hemos abierto cuatro lineas nuevas de trabajo. Es un poco complicado ya que hacemos tres exposiciones al año y tenemos cuatro lineas de trabajo (risas). No nos cuadran los años.

Exponemos colecciones, la mayoría privadas, también nos fijamos en los  grandes maestros de la fotografía (en este momento tenemos la exposición de Danny Lyon), fotografía española y portuguesa y por último fotografía contemporánea actual. Esta es una linea muy interesante y para ello invitamos a un comisario para que nos cuente qué está pasando en estos momentos en la fotografía – o si queréis, qué diantres esta pasando con la fotografía-. Han habido conferencias muy interesantes, por ejemplo de Xavier Rivas, Joan Fontcuberta o Martí Peran  que nos han intentado explicar su visión sobre la fotografía actual.

Las colecciones han sido casí todas internacionales y fundamentalmente privadas porque al  ser nosotros un centro privado se suele generar una cierta empatía. Suelen ser generosísimos y nos aportan unas colecciones increibles. De todas maneras han habido casos de colecciones corporativas y públicas; hemos expuesto la colección Televisa de México o la colección la Fundación Serralves de Portugal.

Una de las cosas que intenta promocionar FFC  es el coleccionismo. ¿Cómo lográis algo que de entrada parece muy difícil?

Nosotros como Fundación desde el primer momento nos planteamos que no queríamos comerciar con fotografías, no queríamos entrar en el mercado de la fotografía. Primero para no crear confusión y segundo para tener un punto independiente. Nosotros no vendemos fotografías tenemos más puntos en común con un museo.

Uno de los eslabones en el mundo del arte es el coleccionista ,y en España, cuando empezamos  nuestra labor hace 12 años, nos dimos cuenta el coleccionismo era algo incipiente. Nosotros, en vez de hacer grandes discursos sobre la fotografía, pensamos que era mejor ser prácticos y una manera de serlo era mostrar grandes colecciones. Es una manera fenomenal de generar coleccionismo porque la gente es envidiosa (en el buen sentido) y la gente suele tener muchas ganas de tener lo que tiene el otro. Al enseñar unas colecciones de fotografía estupendas a veces se despierta en el espectador una envidia sana, ese es el primer paso. El segundo es estar en contacto cercano con todos los protagonistas: los fotógrafos, los galeristas, museos. Nosotros hacemos actividades en las que proporcionamos esa cercanía.

No es tanto asesorar sobre qué comprar, es ayudar a que se esté al día . Animar a gente a que no se pierda exposiciones, si viajan nos pueden llamar para que les contemos que exposiciones no deben perderse. Hacemos muchas actividades relacionadas con la fotografía fundamentalmente en Barcelona aunque hacemos un viaje anual, de una duración de tres días a ciudades concretas con un programa muy intenso de actividades relacionadas con la fotografía. El año pasado estuvimos en Estambul durante la bienal aunque hemos estado en Bamako, Londres, Nueva York… La gente disfruta mucho de estos viajes que se hacen en grupos reducidos de 15 o 20 personas porque todo el viaje gira alrededor de la fotografía y vemos cosas que a veces son muy difíciles de ver,por ejemplo poder visitar casas de coleccionistas. Estuvimos en casa de la viuda del fotógrafo Ed van der Elsken en Holanda, fue muy emotivo que nos mostrara  el sitio donde trabajaba su marido. En otra ocasión, en el festival de fotografía africana de Bamako, Malick Sidibé, que es un mito de la fotografía africana, nos hizo un retrato de grupo. En estos viajes siempre se dan este tipo de circunstancias especiales.

COLECTIANA R1293La fundación le dedica mucho tiempo a organizar estos viajes sin sacar provecho monetario alguno pero creemos que es una manera de generar socios para la Fundación. De hecho ha habido mucha gente que se ha hecho socio de la Fundación a partir de estos viajes.

Muy puntualmente la Fundación ha vendido alguna edición especial de alguna  obra de su archivo o con motivo de alguna exposición,como la que hicimos hace unos años de Joan Colóm .Se  hizo una edición especial de treinta copias de una de sus fotografías junto al libro que le editamos (por cierto nos quedan todavía unas copias y os las recomiendo ya que hay pocas fotos suyas circulando por el mundo).

Además de estos casos, cada año un fotografo nos dona amablemente una tirada de una de sus imágenes que corresponde exactamente al número de socios que tenemos para regalárselas. Este año ha sido Carlos Perez Siquier con ana imagen de su serie mítica de la playa. Es una copia a color supervisada por él con el tiraje de 65 fotos que es el número de socios que tenemos.

Llama la atención la relación entre el  número de fotógrafos que componen la colección (no sabemos el número exacto pero ronda los 60) y el número de obras (2500). Tenéis mucha obra de cada autor. ¿Hay alguna razón para esa elección y no la de tener menos obra de cada uno pero tener una selección  más amplia de  fotógrafos?

Bueno creo que ya he contado que la idea de la colección  es que el trabajo de los fotógrafos se entienda en su totalidad. Son estupendas las colecciones que tienen verdaderos iconos o que están hechas con poca obra de cada autor aunque para nosotros era muy interesantes que fueran recorridos por la carrera de un fotógrafo. Creemos que la fotografía es un arte que suele ser narrativo, que las obras de un mismo autor suelen estar relacionadas entre sí. Esta es la idea sobre la que gira esta colección.

COLECTIANA R833© Cristina García-Rodero

En paralelo se generan dos cosas. Una,  que con esta filosofía sigues al autor; es muy interesante seguir comprando series nuevas que el autor va creando y la otra es que a veces te permite tener obra «extraña». Esta bien que no sean siempre las mismas imágenes las que se vean de los autores. De Alberto García-Alix tenemos unas 40 obras, eso ha permitido que cuando le compramos hace muchísimos años a Alberto pudímos adquirir fotos realmente atípicas, extrañas, quizás con las que él no se siente tan representado, o sí, pero que raramente están en las colecciones. El autor, en los casos que vé que hay un conjunto de obra, le apetece  que estén estas obras más desconocidas. Volviendo sobre la obra de Alix, ya sabes que raramente hay paisajes, y si los hay hay alguna moto (risas), pues tenemos un paisaje muy bonito, casi rozando el pictorialismo, de una cascada en un pantano. Esa foto de García-Alix no sería la que uno escogería si fuera solo a comprarle una foto pero dentro de un conjunto funciona y a él le hizo gracia.

¿Cómo se elige a un fotógrafo para que entre a formar parte de la colección?

En general los pensamos bastante porque, como ya he dicho, compramos bastante obra de cada autor, no siempre aunque siempre que podemos. La idea que teníamos era representar distintas décadas. Hemos representado muy bien los años 50,60,80, algo menos lo de los 70 y bastante menos los años actuales.  A veces es porque nos fascina un autor, porque ademas pensamos que ha aportado algo importante a la fotografía de este país y a veces también por factores de oportunidad. Nosotros como todos los coleccionistas valoramos las copias de época y a veces nos enteramos de que sale a la venta una colección de estas caracteristicas. Hace unos años salió a la venta una colección estupenda de Fernando Gordillo, una serie de los años 60 sobre un pueblo concreto al que volvió reiteradas veces. La serie era muy interesante pero además las copias eran absolutamente únicas. Eran copias de una exposición que él montó con un tamaño de 50×60, las copias están en perfecto estado y eran las copias que hizo para esa exposición. Las imágenes de esta exposición se podrán ver en la edición de  PhotoEspaña de este año, que está dedicado a la fotografía española , junto a otras imágenes del grupo «La Palangana».Miguel-Trillo-revista-ojosrojos

Con el avance de las nuevas tecnologías se abre un abanico inmenso de formatos y calidades. ¿Se ha subido ya el FCC a ese carro o está siendo prudente y esperando a ver como se consolidan?

No, no tenemos ningún problema. Por ejemplo la tirada de la foto s que se hizo para los socios de Carlos Perz Siquier, es una copia digital porque le parecía la manera más fiel hoy en día de hacer esas copias. Creo que la fotografía ha cambiado radicalmente por muchas cosas pero no tanto por la técnica. La técnica cambia porque fotografiamos con los móviles u otros dispositivos pero creo que lo que ha cambiado radicalmente es la manera de compartir esas imágenes. Sobre esta idea giraba la exposición comisariada por Joan Fontcuberta. Por lo tanto no hay ningún problema con la fotografía digital. Lo importante para nosotros es que el autor  dé por buena esa imagen.

Lleváis desde el inicio publicando unos fantásticos catálogos de vuestras exposiciones. El último, si no nos equivocamos, “Barcelona 1957” de Leopoldo Pomés. Hace poco iniciasteis una nueva aventura con la publicación de la revista digital “Impresiones”. ¿Significa esto que la edición en papel va a pasar a un segundo plano, o es por otra razón? ¿Quién va a ser el protagonista del nuevo número de “Impresiones”?

Para nada, de hecho la próxima exposición va a ser una exposición de fotolibros muy actual, una selección de fotolibros españoles de los últimos años. Nos ha parecido que están en un momento brillante e incluso están teniendo repercusión internacional y hasta recibiendo premios. En la última edición de Paris Photo, el premio que otorga la revista/editorial americana Aperture fue para un autor español; el libro Karma de ÓscarMonzón. Al igual que este caso ha habido muchos más que han tenido trascendencia internacional y que han dado a conocer a sus autores, como Cristina de Middel. Se ha conocido así su obra e incluso las exposiciones han venido después de publicarse el libro.

Una revista puede ser digital o impresa en ese sentido somos muy abiertos pero el papel, la impresión, es el otro gran mundo de la fotografía. Las copias fotográficas son una cosa y las copias impresas en los libros de fotografía son otra. Los fotógrafos han vivido siempre entre esos dos mundos, la imagen editada y la imagen expuesta. El libro en papel va a seguir sobreviviendo.COLECTIANA R1293

Nuestro propósito es sacar ocho números de la revista Impresiones. El siguiente invitado será Joan Colóm y así continuaremos con la linea de editar clásicos más jóvenes y menos jóvenes. Todos ellos son conocidos pero creemos que es importante difundir la fotografía fuera de España porque, aunque aquí creamos que  Joan Fontcuberta o Cristina García Rodero o Chema Madoz son muy conocidos, no es verdad. Y no es verdad,  porque aunque exponen internacionalmente y son algo conocidos fuera de nuestras fronteras tienen una repercusión muy pequeña. Ni siquiera grandes expertos en fotografía mundiales  conocen más de cinco nombres de fotógrafos españoles.

Hace relativamente poco empezasteis a colaborar con unas conferencias con La Virreina  Centre de la Imatge. ¿Van a seguir teniendo lugar estas colaboraciones?

Seguro que seguirán. Posiblemente en Virreina o sino en otro centro, porque la formula mágica de Colectania ha sido colaborar. Antes de la Virreina colaboramos con Caja Madrid, en una sala que tristemente ha desaparecido, e hicimos muchos ciclos, entre ellos : El fotógrafo y su amigo, fotografía y otras disciplinas, grandes maestros de la fotografía…

Con la Virreina la verdad es que la colaboración ha sido estupenda y además hemos tenido un éxito impresionante. Animo, si volvemos a tener otro ciclo con Virreina (que supongo que en este 2014 se hará), a que la gente lo siga online como pudieron hacer con el anterior ciclo de charlas a través de internet. Pronto colgaremos en nuestro blog y en el blog de La Virreina  las tres charlas que se dieron en el anterior ciclo.

 

Xavier Ribas-revista-ojosrojos© Xavier Ribas

Por último, ya hemos dicho en la presentación que se puede ver la fabulosa exposición de Danny Lyon hasta el 17 de abril. Nos puedes adelantar alguna nueva exposición o actividad que tenga preparada la FFC para este año

Al acabar la exposición de Danny Lyon tendremos, como te he mencionado, la exposición de fotolibros españoles que será a partir de mayo y hasta julio. De vuelta del verano tenemoso una exposición de una generación magnifica de fotografos españoles de los años 70 que se presentará también en PhotoEspaña. Es una coprodución de Fotocolectania y  La Fábrica y cuenta con fotógrafos de la talla como Cristobal Hara, Ramón Zabalza, Fernando Herráez, Anna Turbau… No os la perdáis!!

Entrevista Mike Steel

 

colectania.es

 

Deja una respuesta