Gervasio Sánchez

Publicado el

Concertamos la entrevista con Gervasio a las 9:30 de la mañana, única hora a la que nos puede atender ya que está desbordado de trabajo. Cuando descuelga, acaba de estar una hora al teléfono atendiendo a otra persona y se le vé agobiado. Cansado un poco de no decir que no a nadie, a ninguna entrevista, charla, a nada. Le aseguramos que no le robaremos mucho tiempo pero cuando empieza la entrevista se olvida otra vez de decir que no y nos regala esta extensa entrevista. Le agredecemos otra vez desde aquí su tiempo. Esperamos que disfrutéis de su sabiduría.

SARAJEVOGervasio en Sarajevo

Empezamos como siempre con el cuestionario que le hacemos a todos los maestros.

¿Cómo empezaste en este oficio?

Bueno, yo era muy niño cuando me empezó a interesar viajar. Los periodistas viajaban y por eso me interesé en el periodismo, de hecho mis amigos del instituto me recuerdan siendo un crio, que con 14 o 15 años iba al instituto con el periódico bajo del brazo, de hecho era el único estudiante que lo hacía. Tienes que tener en cuenta que me lo pagaba de mi bolsillo, en esa época no te lo regalaban a la entrada del metro.

A los 20 años empecé a viajar y me compre mi primera cámara con los ahorros que había obtenido trabajando durante meses como camarero. Mi interés por viajar me llevo al periodismo y el periodismo me llevó a la fotografía para poder mostrar lo que estaba viendo mientras viajaba.

¿Te acuerdas de cuál fue tu primera cámara?

Si, fue una Chinon (nos lo deletrea, C-h-i-n-o-n) con motor. Me la compré con motor, y estamos hablando de los años 80 y por aquel entonces era raro ver cámaras con motor entre los aficionados, incluso entre los profesionales.

chinon-revista-ojosrojos

¿Cuál fue la primera foto o fotógrafo que te impresionó?

Bueno, yo he conocido a algunos de los mejores fotógrafos del mundo sobre el terreno o sea que cualquier fotógrafo que puedas tener en la cabeza que esté vinculado a la fotografía documental o fotoperiodistica, los he conocido, entonces… Sinceramente, muchos de ellos son amigos míos y claro, evidentemente al principio cuando los conoces te quedas un poco sorprendido. Creo que el fotógrafo que más me ha influido por su manera de trabajar ha sido Gilles Perres

¿La última foto o fotógrafo que te ha hecho sentir lo mismo?

Tengo mucho respeto por mis compañeros que trabajan en zonas de conflicto y especialmente por la nueva generación de fotógrafos españoles que es buenísima, hay por lo menos una quincena y no quiero nombrar a ninguno por encima de otro Si a esos fotógrafos le añades a los que trabajan en otras temáticas, te encuentras con la mejor generación de fotógrafos españoles de la historia. Llevo 14 años dirigiendo un seminario de fotografía y de ahí han salido decenas de fotógrafos que apenas eran primerizos cuando los conocí y han acabado siendo gente muy buena.

¿Con que cámara disparas?

Ahora mismo con Nikon. Mi segunda cámara fue una Nikon que me compré sin motor porque Gilles Perres en Perú me aconsejó que trabajara en B/N y que intentara buscar mi forma de contar las cosas, mi forma personal de contar las cosas. Me dijo que me comprara otra cámara y que trabajara en B/N: me compré esa Nikon y de esa me pasé a otra Nikon, más objetivos… Los fui comprando, de segunda mano, en Hong-Kong, en Panamá, en Estados Unidos. Pero trabajo con Nikon porque mi segunda cámara fue una Nikon, si hubiera sido una Canon tendría un equipo Canon.

¿Tienes una óptica favorita?

Bueno, yo uso mucho el 24mm. Primero utilizada un 28mm, ahora el 24mm. El motivo de usar el 24mm. es que no me gusta estar encima de la gente. Me gusta mucho usar el 24mm. para dejar mucho aire, que se vea no sólo el motivo fotográfico si no también el ambiente. De hecho, se pueden contar con los dedos de la mano las fotografías que reencuadro. En todo el trabajo de la antología que acabo de publicar, bueno que publiqué en el 2012, que recorre 25 años de mi vida, creo que hay solo dos fotografía, quizás tres, que están reencuadradas. Uso y abuso mucho del 24mm.

¿Horizantal o vertical?

Por regla general los fotógrafos tiramos, en su mayoría fotos en horizontal a veces incluso echamos de menos no habernos acordado de hacer una en vertical. Luego nos piden una foto para portada y no tenemos. Evidentemente los retratos sí los hago en vertical, también hago algunas en horizontal, por supuesto. Si tuviese que elegir, viendo mis fotografías, por el alto porcentaje de ellas, elegiría horizontal.

¿Qué prefieres disparar a tiempo y hacer lo que esperabas o no llegar a tiempo y sorprenderte?

Evidentemente, hoy en día con las cámaras digitales todo ha cambiado, pero nunca me he fiado de mi propio ojo. Esa idea de que algunos fotógrafos clavan la foto, que cuando disparan dicen “ya tengo la fotografía”, a mí me ha sorprendido mucho, porque luego además cuando veo las fotografías no me parecen tan buenas como ellos creían. Yo prefiero ser más cauto y prefiero ver más tarde las fotografías. En la época del analógico disparabas y a veces tardabas meses en ver tus fotografías, ¿no?. Porque yo mandaba mis fotografías a la redacción, a veces se publicaban, a veces no, y tardaba a veces meses en ver mi propio trabajo y es ahí donde a veces me sorprendía una buena foto, bueno, me sorprendía la supuesta buena foto que había hecho porque no era tan buena y me daba también sorpresas con otras que no recordaba tan buenas.

gervasio-sanchez-revista-ojosrojos

¿Reencuadras las fotos?

Bueno, como te he dicho antes, rara vez. De hecho me he peleado con algunos editores, probablemente con todos los de las secciuones de Internacional, cuando me decían que había que reencuadrar alguna imagen. Me decían cosas como que la norma de la agencia era reencuadrar por algún motivo y yo les decía que no, que no se reencuadraban- “esa foto se queda así o no se publica”. Soy muy quisquilloso con este tema. El que reencuadra soy yo con mi ojo. Soy yo quién toma la decisión de colocar la cámara en tal punto y hacer tal disparo. Cuando he reencuadrado es que algún elemento me sobraba, dentro siempre de las pautas del fotoperiodismo. Soy super riguroso. No me gustan las medias tintas. He tenido algún encontronazo con amigos y compañeros que me dicen“es que ahora con Photoshop…”. Creo que hay que pecar de purista antes de meter la pata

¿Cómo te has adaptado al mundo digital?

Yo disparo todavía en analógico. Tengo un proyecto que voy a presentar en el 2022 y lo hago en analógico. El proyecto es “Vidas Minadas 25 años” Me faltan 8 años para terminar un proyecto que cuando lo presente llevará 25 años de trayectoria y lo sigo haciendo en analógico. También hago trabajos con fotografía digital. Mi último trabajo “Mujeres. Afganistán” lo he hecho con digital y estoy empezando también a utilizar el Iphone para hacer fotos. Ya me hubiera gustado tener tantas facilidades para hacer fotografías como las que hay hoy en día, y tan baratas.

Hay mucha diferencia entre analógico y digital , de textura, de calidad, a pesar de todos los adelantos que hacen que las cámaras digitales sean más perfectas, la diferencia principal es el coste. El coste digital es mucho más barato, incluso las cámaras que son más baratas que las antigüas, aunque también es verdad que duran menos. Además está el ahorro de revelar, contactos…

¿Qué película?

Tri-X 400 asa. De toda la vida

¿Retocas las imágenes? ¿Con que software?

Tuve la suerte de no hacer nunca un curso de fotografía, lo digo irónicamente porque evidentemente tuve que aprender todo sobre la marcha. Ya me hubiera gustado asistir a cursos o talleres o a seminarios como el que dirijo en Albarracín. Me hubiera venido muy bien. Hubiera, por así decirlo, adelantado cinco a seis años de vida fotográfica. Yo empecé a trabajar de fotógrafo con 20 años y empecé a tener una cierta seguridad unos 10 años después. Es verdad que tengo una cosa importante a mi favor, como no hice nunca un curso de fotografía nunca aprendí a revelar. Y todavía no sé revelar. Todo mi trabajo importante lo he hecho en B/N y nunca he revelado, ni siquiera he entrado en un laboratorio para ver como revelan mi trabajo. Todavía, a día de hoy, Castro Prieto, que es quien revela mi trabajo, está esperando a que un entre en el laboratorio para ver como positiva una de mis copias. Sé que para las exposiciones es necesario hacer algún retoque, pero se lo paso a una persona de confianza para que lo haga. No me interesa para nada ni el laboratorio ni el retoque. También os digo que trabajo con el mejor laboratista de España que me conoce perfectamente y que sabe muy bien lo que quiero y muy rara vez tengo que decirle que me repita una copia. Castro Prieto intuye inmediatamente cuando no ha dado en el clavo. Te mira al rostro y si ve que no estás plenamente contento, siempre tiene una copia al lado ¡¡que encima es la buena !!. Te quiero decir con esto que me rodeo de la mejor gente que sabe interpretar mi trabajo.

¿Cómo ves el panorama a día de hoy?

¡Un desastre total! Por varias razones, porque los medios de comunicación han dejado de pagar a los fotógrafos. Por el descontrol absoluto de las imágenes por internet que perjudica totalmente al fotógrafo, el abuso de gente que utiliza imágenes sin tener en cuenta los derechos del autor que también nos perjudica. De hecho mi consejo principal para cualquier fotógrafo que quiera tener una carrera, sobre todo si es joven es que se marche de este país y que trabaje con medios extranjeros. Salvo si tiene una buena relación con un medio como me ha pasado a mí, aunque es una cosa casi imposible actualmente. Las cantidades que se pagan hoy día son tan vergonzosas que no se puede vivir de la fotografía. Hablo de la fotografía documental y el fotoperiodismo. Evidentemente el mundo artístico ha creado muchas expectativas, ha falseado la vida de mucha gente, ha creado la idea de que es fácil llegar a algo, a avanzar, pero al final tampoco salen las cosas tan bien.

gervasio-sanchez-galeria-revista-ojosrojos* Las fotografías que ilustran esta entrevista pertenecen al libro «Mujeres. Afganistán» . Dentro de la galería cada retrato va acompañado de una breve historia.

Nos ha costado mucho contactar contigo porque no paras, Talleres, presentación de tu nuevo libro, etc. ¿Te queda tiempo para dedicarte a fotografiar?

Bueno, la verdad es que en los últimos años, bueno esos últimos años realmente son la última década y media, llevo un ritmo de vida muy activo. No me quejo. Siempre he sido una persona a la que no le ha asustado trabajar, ni muchas horas ni jornadas maratonianas, Pero sí es cierto que los años no pasan en balde. Así es el oficio del periodismo y no es una profesión de ocho horas. Nunca jamás he hecho una jornada de ocho horas, ni cuando era camarero que tenía una jornada laboral de 12 horas los siete días de la semana, ni siendo periodista. Eso de ir a un trabajo durante ocho horas y luego irme a casa… eso en mi vida profesional no ha pasado nunca. Al final se me acumulan muchas cosas; mucha gente quiere hacerme entrevistas, las horas que dedicas a responder a correos electrónicos. Me apuesto algo a quien sea, que si viene a mi casa y mira mis correos, el 99% de las veces no encontrará un correo sin responder. Lo primero que hago cuando me despierto es abrir el correo y responder los emails. Si a alguien no le he contestado es porque ha habido un problema y no me ha llegado el correo. Diréis que es una locura, y sí, en más de una ocasión me he planteado poner una nota en Facebook y Twitter que diga “Sres., a partir de ahora, mi educación para responder a todo el mundo se ha acabado y solo responderé cuando pueda. Realmente es una carga de trabajo impresionante ¡cada día!, incluido los fines de semana. La mayor parte de la gente que me pide una entrevista se cree que es su entrevista y que es la más importante del mundo. Te pongo un ejemplo; esta semana he tenido que juntar a cuatro estudiantes en Madrid porque los cuatro querían una entrevista conmigo. Les he tenido que decir, “no puedo estar cuatro o cinco horas respondiendo a las mismas preguntas que me vais a hacer, nos juntamos los cuatro y así la entrevista se hace enriquecedora. Unos haréis unas preguntas y otros otras y os vais a conocer entre vosotros”. Suelo ser muy escrupuloso a la hora de tratar a la gente, me da igual si me llama un diario nacional con mucha trascendencia como si me llama un estudiante. Para mi tienen el mismo valor. Siempre he sido una persona que ha trabajado para medios pequeños. El Heraldo de Aragón siendo un diario regional le ha dado muchas lecciones de periodismo a otros diarios que van por el mundo creyendo, no sé porqué, que son una referencia. Me ha encantado cuando he podido hacer historias para el Heraldo de Aragón que compañeros no han podido hacer trabajando con diarios muy poderosos.

AFGANI

 

Eres el director del seminario de fotografía y periodismo de Albarracín. ¿Nos puedes contar en qué consisten estas jornadas?

Son unas jornadas en las que intentamos mezclar todo tipo de estilos fotográficos y todo tipo de generaciones fotográficas. Empezó el 1 de diciembre de 2001, que recuerdo era sábado, y ya llevamos 14 años. He invitado a gente que jamás me hubieran invitado a un seminario dirigido por ellos. He creído conveniente que lo importante es la calidad del fotógrafo que viene. Siempre he mezclado mucho los estilos, Albarracín es fotografía y periodismo que no fotoperiodismo. Hemos mostrado fotografía conceptual, fotografía de moda como este año, fotografía de conflicto, fotoperiodismo, fotografía documental, hemos invitado a fotógrafos que trabajan el collage. Todo tipo de fotografía de calidad que considero que se debe de conocer o que mi ayudante, Sandra Balsells, considere que haya que traer. Es importante también tener en cuenta que el primer estudiante soy yo. Estoy presente en todas las conferencias así que podríamos decir que al primero que va dirigido el seminario es a mí mismo. Por eso, si soy el primer alumno, no me hace mucha gracia cuando algún alumno llega tarde o cuando no asisten a alguna conferencia porque ha estado de juerga la noche anterior. Todos somos jóvenes y nos gusta la juerga pero por encima de todo está la fotografía y se están perdiendo una oportunidad única. De hecho si coges a las personas que hemos ido becando desde el primer seminario ves que se ha construido un grupo de fotógrafos que son de lo mejor que hay ahora mismo en España entre la nueva generación.

ROKHSHANE-16-AÑOS-CORRECIONAL

 

Tus imágenes desprenden una empatía y una relación de respeto con la persona fotografiada. La primera pregunta que nos viene a la mente es ¿Cómo te las apañas emocionalmente para ir de conflicto en conflicto y tratar temas como el de los desaparecidos forzosos o los mutilados por las minas?

No soy muy partidario de hablar de los sentimientos que provoca en un fotógrafo o periodista lo que ven sus ojos. De hecho hay mucha gente en la profesión que hablan más de lo que les pasa a ellos que de lo que pasa sobre el terreno. Yo voy a un sitio de forma voluntaria, estoy en un sitio el tiempo que crea conveniente, me planteo los proyectos para encajar en ese tiempo. Y si un día decido no seguir, puedo hacerlo sin ningún problema. El impacto del proyecto en mí mismo es secundario, lo importante es como resuelves las mil incógnitas que tiene un trabajo documental o fotoperiodístico; como intentas mostrar con contundencia lo que está pasando, como intentas capear los obstáculos que van surgiendo y verdaderamente creo que ese es el fin de mi trabajo. No hablar de mí mismo, porque creo que verdaderamente a nadie le interesa lo que yo pueda sentir. Dicho esto os diré, y es un consejo que le doy a los más jóvenes y a los más adultos, porque todavía hay gente en esta profesión que se sigue mirando al ombligo de una manera sorprendente (por decirlo de una manera suave), y el consejo es: «que si no estás dispuesto a sentir en tu interior el impacto del dolor de las víctimas no vas a poder transmitirlo con decencia». Da igual las buenas fotos que hagas, lo bien que escribas, lo bien que hables en TV o en la radio. A ciertos lugares hay que ir a sufrir, a llenar una especie de mochila oculta, invisible, de dolor, a que algo dentro de ti muera en cada cobertura y que verdaderamente, en el fondo, puedas, al final del camino, contar las cosas como las quieres contar.

Acabas de publicar el libro Mujeres. Afganistán junto a la periodistaMónica Bernabé (de momento la única periodista española destinada en Kabul). El proyecto se ha realizado durante seis años con múltiples viajes y estancias largas en el país. ¿Cómo consigues financiar este tipo de trabajos teniendo en cuenta que los periódicos pagan mal y además no suelen tener interés en publicar realidades incómodas?

En este caso fue una propuesta del ayuntamiento de Barcelona hace casi seis años, en enero del 2009. Me propuso la persona que dirigía la cooperación internacional en aquellos tiempos hacer un proyecto donde quisiera y elegí irme a Afganistán a trabajar sobre este tema. Lo hable con Mónica, a la que conocía desde hace tiempo, sabiendo que ella estaba en Kabul y que teníamos la posibilidad de hacer un buen proyecto fotográfico. Al principio pensábamos que iba a durar dos años pero al final ha durado seis debido a las dificultades que nos hemos ido encontrando. Deciros, que este trabajo no hubiera sido factible sin Mónica que vive en Afganistán, bueno, vivía hasta hace dos semanas. Ha sido ella verdaderamente la que ha hecho el trabajo de búsqueda de historias, evidentemente consultándome constantemente, el trabajo de convencer a la gente para que se dejara fotografiar, conseguir los permisos, de mantener la relación con los fotografiados cuando yo no estaba presente, preparar la agenda para que cuando yo llegase nos pudiéramos poner a trabajar. He hecho viajes de un mes, dos veces al año desde el 2009, es decir, que he pasado dos meses de mi vida al año en Afganistán los últimos cinco años. Lo que hacía era llegar y ajustarme a la agenda aunque muchas de las citas se caían, muchas se caían pero seguíamos trabajando. Pero os digo que este trabajo no se podría haber hecho sin la presencia de Mónica en Afganistán. Ella podría haber hecho algo parecido porque ella también hace fotografías, pero para mí hubiera sido imposible.

La financiación ha sido del ayuntamiento de Barcelona, la prensa no cree en este tipo de proyectos.
El problema de la falta de derechos de las mujeres en Afganistán que tratáis en el libro parece que tiene difícil solución. Creemos que la respuesta como a casi todos estos conflictos es la educación. ¿Crees que la llegada de Ashraf Ghani al poder puede mejorar las cosas?

En absoluto, no va a mejorar el tema de la mujer porque el tema no tiene que ver con las leyes. En Afganistán hay leyes que protegen los derechos de la mujer. Hay una ley del 2009 que prohíbe la violencia contra la mujer, hay una constitución del 2004 que dice que el hombre y la mujer son iguales ante la ley. Es decir, los problemas no son las leyes. El problema es que los hombres hacen lo que llevan haciendo desde muchísimo tiempo y tiene que ver con la tradición. Y la manera de aplicar la tradición es violando las leyes. No existe ningún poder político, ni judicial, ni policial que quiera hacer cumplir la ley así que evidentemente no va a cambiar nada. Además, el nuevo presidente se ha rodeado de criminales de guerra (como hizo Karzai), que tienen familia numerosa, alguno de ellos hasta cuatro mujeres, algunos están casados con menores de edad o con jovencitas siendo ellos ya ancianos. Es muy difícil que estas personas vayan a querer cambiar la condición de la mujer. El problema de Afganistán es que se han perdido trece años importantes, son estos trece años con presencia extranjera, cuando el estado ha estado financiado por la comunidad internacional, EEUU y la Comunidad Europea principalmente, y han sido incapaces de obligar al gobierno afgano a cumplir las leyes en relación a las mujeres.

FATIMA-QUEMADA-A-LO-BONZO-revista-ojosrojos

 

La falta de información en este país es tremenda. Las noticias en la televisión parecen más volcadas en los deportes que en otra cosa. Los partidos políticos están lanzando constantemente cortinas de humo para desviar nuestra atención de la realidad. ¿Sabemos que suena contundente pero, ha muerto el periodismo o simplemente han muerto los últimos periodistas?

El problema surge cuando los medios de comunicación dejan de hacer su trabajo, es decir, dejan de investigar a los poderes fácticos, a los poderes políticos y económicos y establecen relaciones impúdicas, obscenas, vergonzosas con estos poderes. Cuando se produce una relación entre un partido político y un medio de comunicación, se acaba el periodismo. Porque además se establecen relaciones muy vinculantes, hay favores explícitos o implícitos, favores descarados. Lo mismo pasa con los bancos. Al final lo que se hace es quitar del escalafón a todas las personas que molestan, a todos los periodistas críticos. Se acaba nombrando a periodistas pusilánimes, sucedáneos del periodismo y eso hace que la prensa no solo haya perdido el poder de luchar contra los poderes fácticos, si no su prestigio. Por eso los ciudadanos están hartos de los periodistas que se han vendido ¿pero quién se ha vendido? El 95% de los periodistas hacen bien su trabajo, el 95% de los periodistas malviven con su salario y el 95% de los periodistas trabajan más horas de las que deben. La mayoría de los periodistas quieren hacer bien su trabajo lo sucede es que en el escalafón hay un 5% o menos de personas que se dedican a destruir todo lo que tiene que ver con periodismo cada vez que el periodismo se convierte en una carga de profundidad y pone en peligro las relaciones entre empresas mediáticas y empresas políticas y económicas. Hay un problema gravísimo también en la sociedad española que es la pasividad absoluta de la población, de la opinión pública. Ahora todo el mundo se queja de lo que ha pasado con los bancos de lo que ha pasado con el sistema económico. Todo el mundo ha estado años creyéndose las mentiras que se publicaban en los medios de comunicación a través de continuas campañas de propaganda que hacían los poderes políticos y económicos. Si no hay una actitud más crítica por parte de la opinión pública es muy difícil que esto vaya a cambiar.

Estamos en un momento donde parece que vayan a cambiar las cosas porque ha aparecido una fuerza política que casi actúa como un tsunami, pero digamos que yo soy poco creyente de que las cosas se puedan solucionar coyunturalmente. Las cosas se tienen que solucionar en profundidad y para ello debe haber una preparación, cambiar muchas cosas, debe haber una gran presión por parte de la opinión pública y esto no sé si va a ocurrir, ya veremos.

JUGADORAS-DE-FUTBOL-revista-ojosrojos

La incultura crea odio, pobreza, etc. ¿qué te parece lo que está sucediendo con la educación en España : recortes, cambios de temarios, broncas políticas, trilingüismos absurdos, etc.?

Yo lo único que sé es que en este país el bipartidismo, es decir esta entente que hay entre el PP y el PSOE con algunos partidos regionales como CIU y el PNV, y con la pasividad de IU que se ha montado en este pasteleo cuando le ha interesado, (solo hay que ver lo que ocurrió con Bankia, con las Cajas de Ahorros y con otras instituciones), ha provocado un gran perjuicio a lo que es la democracia auténtica, es decir, ha creado la idea de que a los políticos solo les interesa el voto del ciudadano cada cuatro años y que los ciudadanos parece que se conforman con depositar su voto cada cuatro años.!La política es algo que hay que ejercer cada día¡.

El sistema educativo está destrozado en este país desde hace décadas. Los dos partidos que han gobernado, tanto el PP como el PSOE han sido incapaces de FAUZIA-BOXEADORApactar unos mínimos decentes y cada vez que llega al poder uno de estos dos partidos se dedican a cargarse lo que ha hecho el partido anterior. En el tema cultural exactamente lo mismo, fotográficamente ahora mismo todo el mundo está poniendo el foco en el ministro Wert, que es un auténtico desastre en todos los sentidos, pero el problema cultural en este país no ha empezado con el PP, empezó con el PSOE hace muchos años, hace décadas. Te pongo un ejemplo, el primer Premio Nacional de fotografía se da en el año 95 cuando llevaba el señor Felipe González trece años en el poder. La fotografía al gobierno socialista del PSOE le ha importado tres carajos. En otros temas culturales ha pasado un poco lo mismo; han alabado a sus amigos, han colocado a escritores mediocres en los escenarios más beneficiosos para ellos. Hay periódicos que si revisas las entrevistas que han publicado en las últimas dos décadas, vas a ver siempre los mismos rostros las mismas personas. Son personas que están vinculadas al poder. Cuando está el PSOE en el poder los artistas que destacan son pro socialistas, repescan a sus amigos en todos los circuitos: el literario, el cinematográfico, el fotográfico, en todas partes. Y cuando está el PP hace exactamente lo mismo. Se han cargado la cultura. La gente independiente ha quedado totalmente desplazada. Los medios de comunicación a nivel cultural son como funcionarios del gobierno.

Una de las nefastas creencias es que la inmigración es algo malo, el miedo al otro fomentado por el tono y las palabras en el que los periódicos y telediarios se refieren a este fenómeno (avalancha masiva es muy frecuente) crean un rechazo absoluto a estas personas sin tener en cuenta nunca el porqué de la huida de sus países. Hace unos días un estudio del UCL (University College of London) ponía de manifiesto que los inmigrantes generaban más ingresos (20 mil millones) que gastos en el Reino Unido. ¿Por qué crees que hay esa intención de criminalizar al inmigrante?

Bueno, porque el inmigrante ha sido utilizado de mano de obra barata por todo el mundo, por parte de todos los empresarios por parte de la inmensa mayoría de las pequeñas y medianas empresas de España. Cuando ha dejado de ser una mano de obra barata porque la sociedad española ha entrado en colapso y muchos trabajadores españoles se han encontrado haciendo un trabajo que antes no querían, se ha producido una situación incómoda. Estamos viviendo en una sociedad que cuando nos ha interesado mano de obra barata nadie se ha llevado las manos a la cabeza por las condiciones laborales en las que trabajaban los inmigrantes, por la manera en que eran maltratados. Todo el mundo lo aceptaba o por lo menos miraba hacia otro lado. Ahora resulta que una vez aprovechado este tipo de situación para mejorar las cuentas o resultados de muchas empresas (el mundo de la construcción, la agricultura, que han estado vinculados a este mercado de mano de obra barata que ha sido explotada de una manera vergonzosa, gente que se ha lucrado vergonzosamente), resulta que ahora el sistema económico se colapsa y hay que echarle la culpa a los inmigrantes. A mí una cosa que me preocupa de este país, es que los gobernantes, los medios de comunicación pro socialistas, solamente se acuerdan de criticar las políticas NAZANIN-VICTIMA-DE-LAS-GUERRASvergonzosamente injustas con los inmigrantes cuando está el PP en el poder, cuando estando ellos en el poder también hacían las cosas de una manera vergonzosa. Tanto el PSOE de Zapatero como el de Felipe González y el PP de Aznar han hecho cosas vergonzosas. Ahora se critican las expulsiones en caliente cuando, de hecho, se la inventó un tal Sr. Rubalcaba cuando era Ministro del Interior en el 2005. No recuerdo a los medios de comunicación prosocialistas, que son muy conocidos aquí en España, criticar al Sr. Rubalcaba cuando era permisivo con las expulsiones en caliente, aún más, el Sr. Rubalcaba tenía una muy buena imagen en los medios prosocialistas. En cambio, ahora resulta que pareciera como que la gente no tiene memoria o no quiere tenerla, que todas estas decisiones son tomadas por el PP y evidentemente no es así…como en el caso de la venta de armas. Ahora resulta que hay periodistas de medios de comunicación prosocialistas supuestamente progresistas (que habría mucho que discutir sobre esa definición) que ahora critican la trata de armas española. Yo me he tirado varios años, durante los gobiernos de Zapatero, llamando a amigos míos diciéndoles que le preguntaran durante alguna entrevista coloquial, ¿porqué el PSOE acabó sextuplicando la venta de armas entre el 2004 y el 2011?. Los dos gobiernos de Zapatero acabaron sextuplicando la venta de armas. Cuando se fue Aznar se vendían armas por un valor de 400 millones de dólares, cuando se fue Zapatero vendíamos por armas por un valor de 2400 millones. Y nunca jamás estos amigos pro socialistas, que hacían entrevistas prácticamente pactadas con el Sr. Zapatero, le preguntaron sobre ello. Ahora te encuentras a los mismos amigos pro socialistas criticando la venta de armas que mantiene, y que incluso ha subido en ventas con el PP. Estas actuaciones hipócritas y cínicas por parte de algunos periodistas la vemos todos los días, así que la población se queda en ascuas. Una de las preguntas que más se me ha hecho en las decenas de conferencias que doy a lo largo de un año en este país es, cuando yo digo que durante el gobierno de Zapatero se sextuplicó la venta de armas españolas, me preguntan si ¿estoy seguro?. Hay gente que no se lo puede creer pero solo con mirar las cifras oficiales es suficiente, yo no me estoy inventando nada. Este es un problema grave, tenemos una prensa raquítica, una prensa vinculada a los poderes fácticos. Tenemos unos periodistas que son famosillos, se creen importantes y muy pocas veces hacen las cosas con la independencia que requieren los temas

Hace poco publicamos la noticia en nuestro Facebook de como la revista TIME había elegido una imagen del fotógrafo español Xaume Olleros para su portada. Tenemos a Samuel Aranda, Manu Brabo y muchos más fotógrafos de calidad que tienen que trabajar para publicaciones extranjeras. ¿Es imposible vivir del trabajo periodístico en este país?

Ya os lo he contado antes y lo he dicho claramente. El primer consejo que le doy a toda esta nueva hornada de grandes fotoperiodistas españoles, tanto si trabajan en zonas de conflicto como si trabajan otro tema, es que se vayan fuera de España porque aquí no van a poder vivir nunca, no van a poder sobrevivir nunca de su trabajo. Los que viven de esto trabajan fuera porque fuera les tratan decentemente y no trabajan aquí porque todos los medios les tratan indecentemente .

¿Crees que en los últimos tiempos hay una falta de calidad premeditada en los medios de comunicación?

La calidad de las imágenes empeora si no se invierte en fotografía. El New York Times y otros diarios anglosajones no han empeorado la calidad de sus imágenes. Siguen haciendo grandes imágenes porque invierten en fotografía no como en España. En los diarios hay una serie de personas que trabajan con temas de actualidad y la mayor parte de las fotos son «sota, caballo y rey», es decir; «vete a la rueda de prensa y haz la foto del político de turno» o «búscanos una foto rápida porque tenemos que colocarla en un hueco para dar información sobre tal tema».

No se dedican a hacer historias a largo plazo, no se dedican esfuerzos de varios días para hacer una historia, para hacer un buen reportaje. Eso ya no se lleva. Hay muchos fotógrafos que se van fuera, a otro país a hacer un encargo y a los tres días tienen que volver con el trabajo cuando antes se le dedicaba al mismo trabajo como mínimo dos semanas. Esto es lo que ha pasado en la cadena informativa: a no ser que tengas la suerte de llegar y hacer una foto muy buena, harás unas fotos buenas desde el punto de vista técnico, pero difícilmente va a ser una foto distinta de la que ya ha hecho todo el mundo. Es como si hubiera querido documentar la situación de las mujeres en Afganistán en una semana. Hubiera hecho unas fotos muy bonitas porque iría por la mañana muy temprano y quedaría todo muy bonito y muy «pastel» y muy «paisaje» e incluso muy exótico. Pero si quiero hacer una historia en profundidad, he de dedicarle años a trabajar el tema o al menos semanas o meses. Samuel Aranda trabaja con el New York Times porque le permite trabajar en una historia el tiempo necesario para sacar buenas imágenes.

La mentira es creer que esto viene de la crisis, no es cierto. Viene desde hace años, desde el tiempo en que se ganaba dinero con el periodismo. Llevo treinta años dedicado a esto y el maltrato ha sido permanente. Además, lo puedo demostrar ya que tengo las facturas guardadas. Así que con decir: «esto fue lo que me pagaron por este trabajo hace años» te aseguro que si pidiera la misma cantidad ahora se echarían las manos a la cabeza.

 

Enlaces:

Puedes comprar el libro Mujeres. Afganistán aquí

facebook.com/gervasio.sanchez

video-imprescindibles-gervasio-sanchez