Leopoldo Pomés

Entrevistamos al gran fotógrafo y publicista catalán Leopoldo Pomés (Barcelona 1931). Algunas imágenes de Pomés están en el subconsciente colectivo español. Fue el creador de «Las burbujas Freixenet» y esa imagen que escapó a la censura franquista que fue la chica montada en el caballo de Terry.

leopoldo pomes- ojorojosjpg
¿Se acuerda de cual fue su primera cámara?
Creo que se llamaba Univex. yo tenía 10 años. A los quince una Kodak Retina, paso universal, Objetivo Schneider 2/50 mm kodak-ojosrojos

¿Cuál fué la primera foto o fotógrafo que le impresionó?
Medea I y Medea II del sueco Rudolf Winquist. En el libro aleman Subjectiv Phography de Otto Steiner (1952) que me regaló Luis Mª Riera, gran amigo y gran fotógrafo.

¿La últina foto o fotógrafo que le ha hecho sentir lo mismo?
La web de Bela Adler, vuestra revista, Ojos Rojos. Un interior de Manolo Laguillo, y sobre todo la fantástica Vivian Maier

¿Tiene una óptica favorita?
Depende para qué.

¿Horizontal o vertical?
No tengo preferencias. Lo que el sujeto me reclama

LECTURA-leopoldo pomes- ojorojosjpg

¿Qué prefiere disparar a tiempo y hacer lo que esperaba o no llegar a tiempo y sorprenderse?
Supongo que sorprenderme sería como un regalito inesperado. Pero prefiero la sorpresa-confirmación de algo que he podido captar a tiempo ; al revelarlo y hacer la primera copia y ver como va subiendo en el papel baritado haciendo tangible lo que esperabas es un  placer que no tiene ningún artista de otras disciplinas.

¿Reencuadra las fotos?
Creo que en el 90 por ciento de mis fotos no lo he hecho, pero si con ello debe mejorar una determinada imagen no lo dudaría.  No soy nada purista.

¿Cómo se ha adaptado al mundo digital?
Mal, por pereza. Insistiré

¿Digital o químico? ¿Porqué?
El digital entiendo que para el periodismo es indiscutible. Por lo demás me irrita esta excesiva proliferación de facilidades. La invasión de imáges, las máquinas todo automático´., Los móviles cada día más capaces, etc. y muchos más etcéteras     Una falta de respeto: la masificación al poder- contaminante.

Contestando estas preguntas he conocido la increible historia de Vivian Maier y ver, por Internet, sus extraordinarias fotografías.  No consigo sacármela de la cabeza, ni lo deseo. Todo ha cojido una nueva dimensión. Su obra está a la altura de los más grandes de la historia de la fotografía. Me aterra que ella, este ser único, miserablemente anónimo, como artista y como persona, haya vivido y trabajado en su soledad sin dejar nunca de crear  cientos de imágenes  de una belleza excepcional sin el calor del reconocimiento.

¿Qué película suele utilizar?     
Kodak plus x

CARRO DE PITONES-OJOSROJOS

¿Retoca las imágenes? ¿Con que software?
Ahí caigo, photoshop .Tengo negativos de los años 50 muy deteriorados. Es una gozada limpiarlos con photoshop.

¿Cómo ve el panorama fotográfico a día de hoy?
Prolífero, espectacular. Cada día me sorprenden fotógrafos jóvenes con unas imágenes muy buenas. Misteriosas, personales, imágenes que no se acaban. Que es lo que a mi me atrae No me interesa la anécdota en una foto o en (una) otra obra de arte, sino la intensidad que se hace duración al verla. Eso que logra que el arte terminado no se acabe.  Cosas como las que veo en vuestra revista.

La verdad es que en la revista Ojos  Rojos repetimos mucho esta pregunta, pero nos gustaría saber cómo llega al mundo de la fotografía. ¿Cómo fueron sus comienzos?
De joven fuí muy mal estudiante. En cambio me interesaba el dibujo, la pintura, la literatura, el arte en general. Iba a ver exposiciones, leía y miraba libros de arte. Dibujaba, hacía fotos sin gran ambición, pero a los 16 años trabajé en una librería en la que el gerente tenía un laboratorio fotográfico en su casa.  Me invitó y tuve la suerte de descubrir el cuarto obscuro. Instalé precariamente uno en nuestra casa  y me aficioné. Trabajé apasionadamente y cada día la mirada se me hizo más intensa y exigente.

CIRLOT ,1958-OJOSROJOS

Usted formó parte del grupo vanguardista  Dau al Set en la década de los cincuenta (formado , entre otros, por Joan Brossa, el filósofo Arnau Puig, los pintores Joan Ponç, Antonio Tàpies, Modest Cuixart, Joan-Josep Tharrats y el multifacético y poco recordado Cirlot). ¿Qué le aportó como fotógrafo o en qué le ayudó la relación con este grupo?
Esta fué mi segunda gran suerte. De la misma manera que descubrir el mundo de las ampliaciones fotográficas me influyó, el grupo los componentes de Dau al Set me alucinaron. Yo tenía 17 años Eran 10 o 15 años mayores que yo  y les hizo gracia un joven con inquietudes y me acogieron.  Eran todos grandes artistas, cultos y repletos de curiosidad. Les interesaba todo, el arte, el cine, la arquitectura, la poesía, la música, la fotografía. Los poros de mi sensibilidad se me abrieron. Me convertí, además, en el fotógrafo del grupo y  así empezó una influencia decisiva para mi que duraría varios años y aún sigue.

barcelona-1957En 1957 cuando tiene usted la joven edad de 25 años, le surge un encargo a través de Carlos Barral de fotografiar Barcelona para publicar un libro que no se edita. (Acaba de ser publicado recientemente gracias al esfuerzo de  la editorial La Fábrica y de Juan Manuel Bonet) ¿Cómo reaccionó al encargo?
A finales del 55 el poeta y editor Carles Barral me encargó la portada del primer libro la su Biblioteca Breve. Una novela de Italo Svebo «La conciencia de Zeno». Gustó. Poco tiempo después me propuso un libro sobre Barcelona para el cual el texto sería de Luis Goytisolo. El encargo me hizo una gran ilusión, era mi primer libro importante. Trabajé a fondo durante más de un año. Cuando le llevé las fotografías me manifestó su aprobación con entusiasmo. Llamó a su socio para que diera su visto bueno y el socio, no poeta dijo que «esto no va» poco más o menos lo mismo que le dijeron a Robert Frank que vosotros me recordais . No se reflejaba una Barcelona esplendorosa, no era comercial. No se hizo el libro  y no cobré.

POMES-OFICINA-OJOSROJOS

Más de 50 años después vino a mi estudio Juan Manuel Bonet porque era el comisario de una exposición que debía hacer en La magnífica Galería Artesonado de La Granja de San Ildefonso. Vió gran parte de las fotografías de Barcelona, se entusiasmó y lo recomendó a Colectania y La Fabrica y se ha editado el libro, muy bien impreso y se ha agotado la edición.

¿Mi reacción?, no sólo por aquello de ,más vale tarde que nunca, sino por como se ha producido. La espina que tenía clavada, después de tantos años ya no dolía pero el reconocimiento de Juan Manuel Bonet y la apuesta editorial de Colectania y La Fábrica han reavivado con esplendor un reconocimiento a un trabajo en el que siempre había creido.

También se publico en el año 1996 su libro Toros, este también fue un libro que se hizo esperar ya que las imágenes las había tomado hacía décadas ¿Porqué se publicó tan tarde?
Otro impublicado en su día. Trabajé  mucho en este encargo. Busqué la luz, los escenarios, mi ubicación en la plaza e hice muchísimas fotografías en distintas plazas de toros, San Fermines, capeas, plazas de pueblos. Etc.

Al editor las fotos le gustaron pero, desde un principio,  quería  que el texto lo hiciera Hemingway, y cuando ya se estaba a punto de imprimir, Hemingway  nos abandonó. El Editor era muy riguroso y consideraba que nadie podía hacer un texto sobre toros con la intensidad que lo hubiera hecho él. Otra vez me quedé sin libro.

Muchos años después Manuel Falces, director de fotografía del País, que conocía alguna fotografía de toros que se había publicado en algún anuario vino a mi estudio para ver todo el material  y ahí surgió una exposición itinerante y la publicación del libro Toros con un texto muy bueno de Harguindey.

POMES-CARRETERA-OJOSROJOS


Ya en la década de los sesenta, decide abrir su propio estudio para dedicarse a la publicidad, un caso parecido al de otro gran fotógrafo que es Rafael Sanz Lobato ¿Porqué toma esa decisión?, ¿Porqué la publicidad y no algo a lo mejor más cercano a su trabajo de calle como el fotoperiodismo?

Mi primera Expo en las Galerías Layetanas (1955) produjo escándalo, controversias, afluencia de público y aceptación intelectual. Una vez finalizada no mejoró ni un ápice mi precaria situación económica. Mi padre me daba 5 duros a la semana totalmente insuficientes. Decidí ganarme la vida; hacer fotografías de periodismo no podían  salirse ni un milímetro de las imposiciones que dictaba férreamente una incombustible censura. Probaría en Publcidad. Me presenté en la Agencia Pentágono, la más importante de Barcelona por aquel entonces. Conocía a Marçal Moliné, su director creativo,  por haber trabajado juntos en el proyecto de una pequeña revista cinematográfica,  y le expuse mi intención de hacer publicidad. Recuerdo que me dijo que le gustaban mucho  mis fotografías pero lo que ellos hacían no tenía nada que ver. Insistí. «lo comprendo pero déjame hacer una prueba» Y así empecé. La prueba era un original para un bañador Meyba que no les salía bien. Mi trabajo gustó y a partir de esto me encargaron todo. Me precariedad económica hizo un cambio importante. Ahora podía comprarme discos, libros, ir al cine, hacer regalos a la familia.

No quiero justificarme. He trabajado en publicidad durante muchos años apasionadamente. Y he disfrutado mucho, y, además, tiene un valor añadido, consustancial con su naturaleza, lo que haces se ve inmediatamente, a veces en páginas enteras de periódicos o revistas, o en vallas, o en formato TV. Aquella pequeña obra efímera que tu has hecho,  si lo has hecho bien, notas que miles de personas no pasan página o no cambian de canal.

POMES-DESNUDO-OJOSROJOS

 

También tiene un largometraje en su haber titulado Ensalada Baudelaire que dirigió en 1978 (no hemos tenido oportunidad de ver la película pero sí de leer una sinopsis del guión que parece un cruce entre El cuchillo en el agua de Polanski y Funny games de Haneke) ¿Porqué no continuó dirigiendo películas? ¿El cartel de la película es obra suya?
Entiendo la relación con la película de Polanski y la de Haneke que mencionáis. Aunque la de Haneke es muchos años después. La película me la compraron para Estados Unidos. Alli la doblaron e hicieron  trailer. Me pagaron muy mal. Ensalada_Baudelaire-577142779-large El cartel lo hizo Carlos Rolando, el mejor grafista que he conocido. La película la he vuelto a ver y he sufrido. El doblaje se me escapó de las manos.

¿Porqué no ha hecho más cine?
Mi estudio era una estructura que había que mantener. En la gestación de la película y su realización pasé medio año completamente entregado. Perdí los dos cliente más importantes que tenía.  De todos modos no valen excusas. La mayoría de los grandes han tenido problemas pero los han superado y ahí está su obra.

 

 

 

GALERIA-POMES

Deja una respuesta