Marcel Gir贸

Aguantar la respiraci贸n

por Toni Ricart Gir贸

Mi tio Marcel Gir贸 me dio tres consejos relacionados con la fotograf铆a.

El primero era que en el laboratorio conviene cerrar los ojos para tener m谩s sensibilidad al tacto, aunque est茅s a oscuras. Esto se ponia en pr谩ctica sobre todo durante el proceso de revelado en la 茅poca de la fotograf铆a anal贸gica. Totalmente a oscuras habia que extraer la pel铆cula de su chasis e introducirla lentamente por unas gu铆as diminutas dentro de una espiral de pl谩stico, cuidando que no se pegara a las gu铆as, de lo contrario el revelador podria no llegar a toda la superf铆cie de la pel铆cula y se podrian perder fotos. Si se cerraban los ojos, efectivamente, parecia como si los dedos se movieran con mayor agilidad y esa operaci贸n tan complicada sal铆a mejor. Todavia hoy, cuando quiero apreciar mejor una textura, acostumbro a cerrar los ojos.

marcel-giro-revista-ojosrojos

 

El segundo consejo era que cuando se fotografian paisajes hay que evitar situar el horizonte en el centro del encuadre. Es mejor dar prioridad a la parte de cielo o bien a la parte de tierra, de lo contrario la imagen pierde intencionalidad, pierde inter茅s.

Y el tercero era que en el momento de disparar, independendientemente de la velocidad, hay que aguantar la respiraci贸n para evitar que la foto salga movida. Desde que me lo dijo, siempre que hago fotos disparo aguantando la respiraci贸n, incluso con la c谩mara montada en el tr铆pode. Me gusta pensar que, adem谩s de evitar que la c谩mara se mueva, el hecho de aguantar la respiraci贸n ayuda a tomar conciencia del momento, le da una especie de solemnidad al instante de disparar, lo eleva a la categoria de acto 煤nico, diferente e irrepetible.

Marcel_Giro_revista-ojosrojos

 

Pensaba en todo esto una ma帽ana del verano de 2011 en el sur de Inglaterra, cuando paseaba por un bosque fotografiando el juego de luces y sombras que se forman bajo los 谩rboles. Pensaba precisamente en estos consejos cuando son贸 mi movil y me anunciaron que Marcel habia muerto. Tenia 98 a帽os.

Nacido en Badalona (Barcelona) en 1913, Marcel Gir贸 fue, desde muy joven, un aficionado a la fotograf铆a y al monta帽ismo. Al inicio de la Guerra Civil se alist贸 como voluntario en una unidad de monta帽a en los Pirineos. En 1937, decepcionado por los constantes enfrentamientos entre las distintas facciones que luchaban contra Franco, decidi贸 exiliarse. Cambi贸 su coche por un revolver y cruz贸 los Pirineos a pie hasta Francia, donde residi贸 dos a帽os realizando todo tipo de trabajos. En 1940 pudo viajar a Colombia. Al cabo de unos a帽os se cas贸 con la catalana Palmira Puig y se instalaron definitivamente en Sao Paulo, en Brasil. All铆 tuvo distintos trabajos hasta que un dia le encargaron las fotos para una campa帽a electoral. Le pagaron m谩s por aquellas fotos que lo que obten铆a durante todo el a帽o con otros trabajos. Decidi贸 entonces dedicarse por completo a la fotograf铆a.

Marcel_Giro-arquitectura-revista-ojosrojos

 

En 1950 ingres贸 en el Foto-Cine Club Bandeirante, considerado el punto de origen del movimiento modernista en Brasil. Fue uno de los principales miembros de lo que se ha conocido como la Escuela Paulista, junto a otros fot贸grafos como Jos茅 Yalenti, Thomaz Farkas, Gertrudes Altschul, Eduardo Salvatore, Chico Albuquerque, Geraldo de Barros, Rubens Teixeira Scavone, Ademar Manarini, German Lorca, y Gaspar Gasparian entre otros. En 1953 abri贸 su propio estudio, Est煤dio Gir贸, que lleg贸 a ser uno de los principales del pais, pionero de la fotograf铆a publicitaria moderna en Brasil.

Sao Paulo en los primeros 50 era una ciudad rabiosamente moderna, donde confluyeron las 煤ltimas tendencias art铆sticas americanas y europeas. Los miembros de la Escuela Paulista se sumaron a esta ebullici贸n creativa, experimentando con propuestas nuevas y audaces. El movimiento modernista supuso una aut茅ntica revoluci贸n que rompi贸 con las corrientes documentalistas y pictorialistas vigentes hasta entonces. Por primera vez se usaba la fotograf铆a como un lenguaje propio, subjetivo, utilizando la luz, los contrastes, la geometria y las nuevas formas de la arquitectura y de la industria como elementos b谩sicos.

Marcel_Giro2-revista-ojosrojos

 

Marcel Gir贸 supo asimilar la esencia del movimiento modernista manteniendo un estilo propio. Como dice Iat茫 Cannabrava, comisario y redescubridor de la Escuela Paulista:

“Con una unidad formal sorprendente, incluso en las sombras m谩s duras, en las geometr铆as m谩s fr铆as, en los contrastes menos r铆tmicos, siempre hay una delicadeza que impregna sus fotos.”1

Por su parte, Helouise Costa y Renato Rodrigues da Silva, autores del imprescindible libro A fotografia moderna no Brasil, han escrito:

“Gir贸 asumi贸 铆ntegramente la fotograf铆a como un ejercicio de visi贸n, con el que abri贸 el campo de la sensibilidad moderna hacia una investigaci贸n exhaustiva de la naturaleza y hacia la posibilidad de mostrar la abstracci贸n que emana de las escenas m谩s comunes. Su visi贸n es extremadamente generosa.

Reafirmando el campo de la figuraci贸n, sus fotos nos recuerdan al mismo tiempo la abstracci贸n. No es forma pura, no es realismo. En la obra de Gir贸 todo da lugar a la ambig眉edad.”2

Marcel_Giro_modernista2-revista-ojosrojos1

 

Para m铆 Marcel fue siempre un referente en cuestiones art铆sticas. Tenia unos criterios est茅ticos muy s贸lidos y sus opiniones en este campo eran apreciadas por mucha gente. Te valoraba la calidad de una foto o de una pintura con argumentos muy convincentes. Todos en la familia sab铆amos que era un fot贸grafo famoso en Brasil, pero no fue hasta despu茅s de su muerte que descubr铆 hasta que punto esto era cierto. Marcel Gir贸 es un mito en Brasil, y su obra sigue siendo una referencia imprescindible en la historia reciente de la cultura brasile帽a.

En 1978, tras la muerte de su esposa vendi贸 su estudio, abandon贸 su trabajo como fot贸grafo publicitario y regres贸 a Barcelona. Palmira, su esposa, fue su gran amor, su musa y el punto de equilibrio que optimizaba su evoluci贸n art铆stica. Ella se encargaba de toda la organizaci贸n del estudio y su influencia fue decisiva en la obra de Marcel. Al morir Palmira, Marcel cerr贸 una etapa de su vida, y dej贸 tambi茅n la fotograf铆a art铆stica. Se dedic贸 a viajar y a pintar, con unos criterios muy cercanos a los de su obra modernista.

Marcel_Giro_gente5-revista-ojosrojos1

 

En varias ocasiones le propuse de preparar un libro o una exposici贸n con sus fotos de los 50, pero 茅l respond铆a que habia perdido su archivo en un incendio y que casi no ten铆a nada con suficiente calidad para publicar. Parec铆a que no quer铆a volver a rememorar esta 茅poca.

No fue hasta despu茅s de su muerte, cuando lleg贸 a mis manos lo que quedaba de su archivo, que empec茅 a descubrir las maravillas que conten铆an los miles de negativos y transparencias guardados cuidadosamente en archivadores y cajas. Decid铆 entonces que esta obra no pod铆a caer en el olvido y me dediqu茅 durante un a帽o a seleccionar, escanear y limpiar cientos de negativos de medio formato. Fue un trabajo apasionante de revisi贸n de m谩s de 4000 negativos 6×6. Gir贸 acostumbraba a reencuadrar algunas de sus fotos a la hora de ampliar, y esto me oblig贸, en los casos en los que no tenia las correspondientes hojas de contacto con indicaciones a imaginar como lo hubiera hecho 茅l, por d贸nde hubiera cortado. Cuando a altas horas de la noche me enfrentaba a un nuevo negativo casi pod铆a oir su voz dici茅ndome: “Ah铆, corta por ah铆, 驴no lo ves? Esta parte de la izquierda no tiene ning煤n inter茅s…” Finalmente autoedit茅 un libro de 200 p谩ginas聽 y un sitio web . Con el libro acabado di por cumplido mi deseo de dejar un testimonio de su obra. Pero en realidad aqui empezaba otra historia fascinante. Paralelamente a la edici贸n del libro, en Brasil Iat茫 Cannabrava, fot贸grafo y comisario de fotograf铆a, estaba redescubriendo la 茅poca dorada de la Escuela Paulista con una exposici贸n itinerante titulada Moderna para siempre. Junto a la galerista carioca Isabel Amado hicieron un importante trabajo de investigaci贸n y recuperaci贸n de obras de los 50. A trav茅s del libro y el sitio web que acababa de publicar, me localizaron e iniciamos una relaci贸n que culmin贸 con la exposici贸n Marcel Gir贸 Moderno en la Galeria Bergamin, de Sao Paulo en Noviembre 2013聽 donde expusimos 40 copias vintage de Gir贸. All铆 tuve la suerte de encontrar a personas que conocieron y trabajaron con Marcel. Entre otros, al gran fot贸grafo German Lorca , el 煤ltimo superviviente de la Escuela Paulista, un tipo simp谩tico y vital que me cont贸 que discut铆a a menudo con Marcel sobre cuestiones est茅ticas, “Marcel ten铆a muy mal genio”鈥 me dec铆a ri茅ndose. Tambi茅n pude conocer a dos c茅lebres fot贸grafos que empezaron como asistentes de Gir贸 cuando tenian 17 a帽os: JR Duran聽 y Marcio Scavone , interesantes y entra帽ables personajes. Duran recuerda los dias m谩gicos que pas贸 en Est煤dio Gir贸:

“Le acompa帽aba de vez en cuando en sus salidas de fin de semana en busca de la fotograf铆a pura, de sus ensayos, fuera del estudio y de los trabajos publicitarios. Estas expediciones urbanas eran verdaderas clases de fotograf铆a y nunca olvidar茅 todo lo que aprend铆: la composici贸n, la elegancia, el encuadre. Fundamentales para mi fotograf铆a actual.

Siempre me impresion贸 el modo como retrataba a las personas. La energia que pon铆a en el momento de la foto era m谩gica, sorprendente. Aprend铆 con 茅l la importancia de la posici贸n de las manos de los retratados, la elegancia enla postura, el momento de capturar la expresi贸n correcta para dar la impresi贸n deseada.”3

Marcel_Giro_gente3-revista-ojos-rojos1

 

Tambi茅n Marcio Scavone rememora su experiencia con Gir贸:

“Aquellos fueron a帽os heroicos en los que el fot贸grafo publicitario reinaba soberano, incluso por encima de su propia agencia y del cliente..”

“La idea que la fotograf铆a como ejercicio profesional presupone el perfeccionismo, o el hecho de ir m谩s all谩 que los simples mortales, la idea de que el cazador debe volver con su presa, de que sencillamente estaba prohibido errar, todo ello lo aprend铆 de Marcel.”

“Y estaban los retratos. El ritual, la postura, la direcci贸n, pero sobre todo, y siempre, una conversaci贸n visual, que en los dias previos a la prueba de Polaroid se basaba en esa caracter铆stica que seria la p茅rdida m谩s grande de la era digital: la capacidad de previsualizaci贸n. Saber que se est谩 haciendo y dejar la sorpresa del laboratorio solamente para la parte t茅cnica (exposici贸n, foco, color, etc.) ya que el resto, o sea todo, ya habia sido escudri帽ado por su mirada implacable”. 3

 

Unos meses m谩s tarde organizamos una exposici贸n retrospectiva con 65 reprints en Badalona (Barcelona), su ciudad natal, y que viajar谩 a otras ciudades espa帽olas y europeas . Uno de los comentarios que m谩s se repet铆a entre los asistentes a la exposici贸n era lo sorprendentemente vigentes que eran las im谩genes expuestas. Fotograf铆as hechas hace 60 a帽os pero dotadas de un impacto visual y de unos criterios est茅ticos que podr铆an ser perfectamente contempor谩neas.

Y fue all铆, en Badalona cuando d谩bamos los 煤ltimos toques antes de la inauguraci贸n que tuve la agradable sensaci贸n de estar cerrando un c铆rculo. El c铆rculo que inici茅 el dia que abri la primera caja y mir茅 a contraluz la primera tira de negativos, que pas贸 por Sao Paulo y que se cerraba en la ciudad donde naci贸 Marcel. Y una vez m谩s, aguantando la respiraci贸n, le di las gracias por todas esas maravillas que nos ha dejado.

 

GALERIA-marcel-giro

 

1 Iat茫 Cannabrava. Marcel Gir贸 Moderno. Cat谩logo de la exposici贸n. S茫o Paulo: Galeria Bergamin, 2013

 

2 Helouise Costa y Renato Rodrigues da Silva. A Fotografia Moderna no Brasil. S茫o Paulo: Cosac Naify, 2004

 

3 Toni Ricart Gir贸. Marcel Gir贸,. Fotografies. Blurb.com, 2012

 

CONCURSO MARCEL GIR脫


Si quieres ganar un cat谩logo de la obra de MARCEL GIR脫. Suscr铆bete a la revista y responde a estas dos preguntas mandando un email a revistaojosrojos@gmail.com y poniendo en el asunto CONCURSO:

  • 驴Cu谩l fue la 煤ltima exposici贸n de la obra de Marcel Gir贸?
  • 驴Qu茅 t铆tulo lleva la obra que fue seleccionada para la exposici贸n Photography in the Fine Arts (New York, 1968) y forma parte de la colecci贸n del Metropolitan Museum de Nueva York?.

隆隆隆Sorteamos 5 cat谩logos!!!

 

 

 

 

 

Deja tu comentario