Bernard Plossu

 

¬ŅC√≥mo empezaste en este oficio?
Te respondo mejor cuando que como. Empec√© de ni√Īo con 9 o 10 a√Īos, con una peque√Īa c√°mara; fotos de globos en la Place de L’Etoile, desde la cubierta de la torre Eiffel, en color. Despu√©s a los 13 a√Īos en el Sahara con una Brownie flash en blanco y negro. En Ouragla o Guardaia, donde m√≠ pap√° me llevara…. una¬†iniciaci√≥n al desierto, al viaje y a la fotograf√≠a. Y entonces,el viaje mexicano. Viajar en la carretera sin rumbo en el¬†65/66 …esto sigui√≥ a¬†los a√Īos que pas√© en la¬†Cinemateca de Par√≠s de 1960 a 65, para ver a los grandes cl√°sicos: Dreyer, Bergman, Bu√Īuel,¬†Mizoguchi, etc . Pel√≠culas como “Silencio”de Louis Delluc o “Los olvidados” me marcaron¬†de por vida. ‚ÄúVera Cruz‚ÄĚ de Robert Aldrich tambi√©n, la he visto muchas veces y en muchos idiomas. Tambi√©n en el barrio latino viendo pel√≠culas de¬†la Nouvelle Vague, ¬°todas!. Mi favorita: “La vida al rev√©s” de (Alain) Jessua. Y “La balada de Cable Hogue” de Sam Peckinpah. De vuelta de¬†M√©xico con 21 a√Īos en el 67 en Par√≠s me convert√≠ en fot√≥grafo: ilustrador, fotos para archivos, revistas mensuales… ser “artista” no exist√≠a. ¬°Mis exposiciones y publicaciones en revistas como Camera no llegaron hasta¬† los a√Īos 70!

¬ŅTe acuerdas de cu√°l fue tu primera c√°mara?
¬ŅPrimera c√°mara? M√°s bien primeras c√°maras : una c√°mara de juguete, una especie de Instamatic para ni√Īos, despu√©s a los13 a√Īos una Brownie Flash, m√°s tarde desde los 16 a√Īos a los 20¬† una Kodak Retinette para retratar a¬† mi bella amiga Mich√®le de la cual estaba enamorado. Despu√©s una Pentax¬† y finalmente unas Nikkormats que todav√≠a uso hoy en d√≠a.
Tambi√©n hubo un mont√≥n de c√°maras de juguete en mi vida desde 1970, Agfamatics, Prestinox, Kodak Strech … y otras peque√Īas c√°maras de pl√°stico que compraba en el estanco de Nijar en Espa√Īa.

¬ŅLa primera foto o fot√≥grafo que te impresion√≥?
El pintor Mondrian, a los 14 a√Īos. ¬°Y los cineastas!¬†La c√°mara al hombro del director de fotograf√≠a de¬†Godard y Truffaut: Raoul Coutard. Tambi√©n el Cinemascope de los western americanos de los a√Īos 50. No me acuerdo de un fot√≥grafo en concreto cuando empec√©. Le√≠a Photography Annual, la revista estadounidense, y tambi√©n Look y Twen, una revista alemana que publicaba a Will Mc Bride.Compr√©¬†un libro de Bill Brandt.
Después me metí en la historia de la fotografía, ¡allí hay tantas cosas que he admirado!
Mi mayor pasi√≥n era Frederick Monsen, un dan√©s que fotograf√≠√≥ a los indios Hopi en Arizona con una peque√Īa y simple Kodak a finales del siglo XIX. Pero por supuesto me encanta Strand por sus fotograf√≠as y su elecci√≥n de vida. Sudek tambi√©n, pero todo eso fue una vez que ya conoc√≠a bien la historia de la fotograf√≠a y eso no es lo que preguntabas.

¬ŅLa √ļltima foto o el √ļltimo fot√≥grafo que te ha hecho sentir lo mismo?
Recientemente, he recomprado de saldo el libro de Paul Strand¬†” The Outer Hebrides of Scotland” Es EL LIBRO, y una obra esencial de la fotograf√≠a. Est√° todo; la discreci√≥n, la composici√≥n, la atm√≥sfera. ¬°Strand es simplemente el mejor!
Adem√°s, es un hombre formidable que huy√≥ de los EE.UU a causa del MacCarthismo y vino a instalarse para acabar sus d√≠as¬†en una peque√Īa casa en Francia, donde cultivaba y fotografiaba su jard√≠n. Huy√≥ de los honores y la gloria de¬†Nueva York, para ir a vivir una vida simple. Un gran hombre, adem√°s de un gran fot√≥grafo. Siempre podemos aprender todo lo que es la fotograf√≠a viendo las im√°genes de Paul Strand.¬° Aviso para j√≥venes fot√≥grafos!

¬ŅCon qu√© c√°mara sueles disparar? ¬ŅTe da igual una queotra?
S√≥lo utilizo mis viejas Nikkormat. Tuve un Brownie Flash a los 13 a√Īos, una¬†Kodak Retinette, despues una Pentax en la selva de Chiapas y en Big Sur una peque√Īa Nikon… pero casi despu√©s de medio siglo de tomar fotos, es la sencilla Nikkormat¬†a la que le he sido fiel. ¬°Adem√°s, no es cara! Nunca he tenido una Leica. Cuando cobraba algo, me lo gastaba en comprar unos billetes de avi√≥n para viajar, ¬°y no en una Leica! (De todos modos, no me gustan los mitos, y no tengo necesidad de hacer lo que me dicen sin parar. ¬°No porque grandes fot√≥grafos hayan usado una Leica tengo que dejarme convencer para hacer lo mismo! ). La Nikkormat es s√≥lida, barata y lo suficientemente buena para m√≠.
Pero tambi√©n he usado “c√°maras de juguete” porque adoro esos peque√Īos aparatos donde no hay que hacer nada.
He tenido Agfamatics, c√°maras panor√°micas desechables ,c√°maras de pl√°stico que compraba en el estanco de Nijar. Con todo esto hac√≠a fotos, ya que no es la c√°mara la que hace al (buen) fot√≥grafo, si no el ojo y la mente. Adem√°s, que placer , estos peque√Īos dispositivos donde no hay nada que ajustar m√°s que “Nublado” o “Soleado”
(V√©ase el libro “Nuages / Soleil” y “Los A√Īos Almerienses con c√°maras de juguete “)

¬ŅTienes una √≥ptica favorita?
S√≠, s√≥lo el 50 mm, que es discreto y tiene la √≥ptica m√°s cercana a la visi√≥n del ojo. Es como la c√°mara al hombro del camar√≥grafo de Truffaut y Godard, Raoul Coutard y adem√°s no hay ning√ļn efecto con el 50; visi√≥n directa, tal cual. Gauguin dijo: “los efectos est√°n bien para hacer efectos”. Tuve un gran angular, pero deformaba demasiado la realidad, no es lo m√≠o. Dej√© de utilizar el 35mm. cuando estuve en Agadez (Niger). He quemado muchos negativos usando el gran angular porque no es mi idioma. Por ejemplo en mi libro “Surbanalisme”, la mayor√≠a de las fotos son malas porque, por desgracia, utilic√© un gran angular en esa √©poca. Y los teleobjetivos aplanan, ¬°tambi√©n enga√Īan! por lo tanto me quedo con el 50 mm. que es la √ļnica visi√≥n del ojo. (cuando utilizo c√°maras de juguete, me conformo con lo que hay).

M√ČXICO

¬ŅQu√© prefieres disparar a tiempo y hacer lo que esperabas o no llegar a tiempo y sorprenderte?
¬ŅEsperado? ¬ŅSorprendido? ¬°El fot√≥grafo tiene el azar que se merece! Pasan tantas cosas a su lado, detr√°s de √©l, a los lados. Una buena foto no habla s√≥lo de lo que tiene delante, sino de todo lo que tiene alrededor. Disparo m√°s cosas,momentos inesperados, que momentos planeados. ¬°El azar es la llave de la fotograf√≠a inteligente! ¬°Cazamos el azar!

¬ŅReencuadras las fotos?
¬°En absoluto! Tal vez lo haya hecho 2 o 3 veces, porque haya tenido un problema con una cortina lenta en una c√°mara y eso mostrara una mancha negra en un lateral de la imagen pero si no, no es una opci√≥n. Fotografiamos lo que vemos. El reencuadre es demasiado f√°cil. Si uno reencuadra, puede disparar al tunt√ļn y luego reencuadrar y ya est√°. As√≠, ¬Ņd√≥nde est√° el talento de VER?

¬ŅC√≥mo te has adaptado al mundo digital?
Nada de fotografía digital para mí, mi respuesta es sencilla. ¡Paso demasiado tiempo delante de una pantalla respondiendo a mis jodidos emails! No quiero ver también lo que hago visualmente en la pantalla de un ordenador. NO. También necesito esa disciplina de las 36 imágenes por rollo. Odio la idea de tener una jodida memoria con 600 fotos, es muy malo para la inteligencia de la fotografía.

¬ŅDigital o qu√≠mico? ¬ŅPor qu√©?
Plata, argénteo. Nada de digital. ¡Basta!

¬ŅQu√© pel√≠culas utilizas?
¬ŅPel√≠cula? La c√°mara siempre est√° preparada con pel√≠cula de 400 asa . Conozco la pel√≠cula y por lo tanto siempre estoy listo para disparar sin importarme la luz. Tri-X o la Ilford HP-5.

En color; antiguamente me encantaba la diapositiva Kodachrome por desgracia ha desaparecido así que utilizo lo que encuentro en 200 asa; Kodak, Fuji, lo que sea. Las imprimo por el método Fresson.


¬ŅRetocas las im√°genes? ¬ŅCon que software?


¬ŅC√≥mo ves el panorama a d√≠a de hoy?
¬ŅEl panorama a d√≠a de hoy? Cuidado con el arte. Ya no es “el mercado del arte, si no el arte del mercado “. No le digas a los j√≥venes que ser artista es un trabajo: es mentira, y si
no tienen √©xito, ¬°se dan unos batacazos! El trabajo de un fot√≥grafo es ganarse la vida. Si una fotograf√≠a pide una ampliaci√≥n grande, que as√≠ sea, si solo es para “seducir”, mal vamos. El tama√Īo de la impresi√≥n tiene que ver s√≥lo con el significado de una imagen, no con las ventas en el mercado del arte ¬°Por favor¬°. Hay im√°genes sorprendentes de fot√≥grafos actuales que tienen sentido en un gran formato. Pero cuidado, nunca digas de ti mismo:”Soy un artista” Otros lo pueden decir, ¬°no t√ļ!

GALERIA-PLOSSU

 

Uno de las hechos m√°s sorprendentes de tu carrera es tu temprano inicio en la fotograf√≠a. Nos has contado en nuestro cuestionario que ya a los 9 a√Īos hac√≠as fotos. ¬ŅSiendo tan ni√Īo, qu√© fue lo que te llam√≥ la atenci√≥n de la fotograf√≠a? ¬ŅQu√© recuerdos, qu√© sensaciones, tienes de aquellas primeras fotos?
Bueno, me acuerdo muy bien de cuando mis padres me regalaron una c√°mara de juguete a los 9 a√Īos. Tom√© muchas fotos en color del Par√≠s de mi infancia. Los globos de la Place de l’ Etoile , el puente cerca de la Torre Eiffel. ! Me encant√≥ de inmediato! Hace algunos a√Īos las encontr√© y las hice imprimir por el m√©todo Fresson.

Entonces mi padre me llev√≥ a los 13 a√Īos al S√°hara con una Kodak¬†Brownie Flash. Fue una iniciaci√≥n a la fotograf√≠a, al desierto, al viaje, !wow! En las paredes de casa estaban colgadas las fotos de mi padre de cuando cruz√≥ el Sahara en 1937.Luego apareci√≥ ¬†Michelle, la bella dama que me inspir√≥ tanto desde los 18 a√Īos a los 20 a quien fotografiaba todo el tiempo con una peque√Īa Kodak Retinette y filmaba con una c√°mara barata de cine en 8 mm. !influenciado por la Nouvelle Vague!
Y despu√©s … Le voyage mexicain 65/66!

Al revisar tu trabajo, uno tiene la sensaci√≥n de haberte acompa√Īado en tus viajes mirando por la ventanilla de la parte de atr√°s del coche. ¬ŅHasta qu√© punto viajar es necesario para tu realizaci√≥n en la fotograf√≠a?
Viajar no s√≥lo nos ense√Īa fotograf√≠a,! nos ense√Īa a vivir! Cuando uno es joven, viajar es necesario para aprender de que va el mundo. Otros idiomas, pero tambi√©n, otros estilos de vida, otros olores,
otros alimentos. Alejarse de la comodidad. Hay que olvidar la vida ordenada y partir a cualquier lugar. Dejarse seducir por las sorpresas. Siempre intentar llegaral final del camino, donde terminan  los mapas, !donde no hay ya nada! Más tarde, con la edad, podemos viajar por nuestro propio país para redescubrir nuestras raíces.

Algunos viajan por amor, otros para ver a amigos, otros en busca de aventuras. ¬ŅCu√°l es la raz√≥n de tus viajes?
Vaya, ¬Ņes necesario tener una “raz√≥n”? Ser “razonable” es una tonter√≠a, ¬°ja,ja! Vamos por ir, no por una raz√≥n. Pero s√≠, en algunos casos s√≠ que hay alguna. En el caso de mis viajes africanos s√≠ que ten√≠a un motivo: conocer todos los pueblos n√≥madas del Sahel, desde el Nilo hasta Senegal, y escuchar sus m√ļsicas (¬°y tocar con ellos cuando fuera posible!) De todas maneras uno va a los sitios para conocerlos, como cuando uno quiere ir a Big Sur o a Oaxaca porque son sitios m√≠ticos o porque tiene amigos all√≠, claro. Pero una vez all√≠, uno debe de seguir su propio camino. Por ejemplo, todo el mundo va al suroeste de EEUU a Monument Valley porque es famoso, pero nadie va a un sitio que no est√° lejos llamado “Valle de la Dioses “. Es un sitio espl√©ndido, !el verdadero salvaje oeste¬° !Tan cercano y tan desconocido!(No vay√°is todos por favor, jaj√°, y si vais, !guardad el secreto del lugar con un silencio sagrado!)

En el caso del trabajo que realizaste en Huesca, ¬Ņconoc√≠as de antemano esta regi√≥n espa√Īola? ¬Ņqu√© fue lo que te motiv√≥, te llam√≥ la atenci√≥n de esta zona para volver en repetidas ocasiones a realizar este trabajo?
Mi pasi√≥n es andar por la naturaleza salvaje. En Huesca, me encontr√© de alguna manera como si volviera a Nuevo M√©xico en los a√Īos 70, !aunque con menos serpientes y osos! Me enamor√© totalmente de la provincia de Huesca. Fui invitado por Teresa Luesma la directora del CDAN (un gran museo por aquel entonces ) para fotografiar la zona. Creo que fui all√≠ cinco veces, a menudo acompa√Īado de mi amigo murciano Pedro L√≥pez otro amante de las caminatas. √ćbamos a todos lados, y como siempre lo que me atra√≠a eran las peque√Īas carreteras. Tambi√©n impart√≠ un taller donde hice a un mont√≥n de gente caminar por la naturaleza. Fue fant√°stico.

Creo que he pasado algunos de los momentos m√°s felices de mi vida en la provincia de Huesca; es una preciosidad. Llegado el momento de hacer una exposici√≥n y un libro, el t√≠tulo me vino de una manera natural; “Pa√≠s de Paisajes/ The land of landscapes/ Le pays des paysages”. ¬ŅVes?, funciona en todos los idiomas.

En alguna ocasi√≥n has comentado que en Huesca no buscabas retratar la vida de los habitantes de esta regi√≥n, sino sus paisajes. Al contrario que, por ejemplo, hiciste en tus primeros viajes a M√©xico y California. ¬ŅQu√© prefieres: paisaje o retrato? ¬ŅDepende de tu estado emocional o de lo que te transmite cada territorio?
Hago las dos cosas. El “verdadero” fot√≥grafo tiene que hacer las dos cosas. La vida son √°rboles, calles, la gente, el dolor y la alegr√≠a. En el caso de Huesca no estaba all√≠ para cubrir un reportaje social, sino para ver la naturaleza en su m√°xima expresi√≥n. Sin embargo, a√Īos m√°s tarde, cuando el departamento de cultura de Marsella me contrat√≥ para fotografiar las religiones de all√≠, s√≥lo fotografi√© personas, !por supuesto! La lente de 50 mm me permite hacerlo todo. Cada situaci√≥n tiene su propia historia.

Cuando llegas a un lugar nuevo, ¬Ņcomienzas a tomar fotos de inmediato o te tomas tu tiempo para cogerle el pulso al nuevo entorno antes de empezar a fotografiarlo?
¬°De nuevo te respondo que las dos cosas! Depende. Es siempre el lugar, el momento, el que me dice qu√© hacer, nunca es preconcebido. Dejo que la situaci√≥n se haga cargo, el momento sabe muy bien lo que debe hacer. Como ya he dicho, las im√°genes me toman a m√≠, yo no tomo las im√°genes. Esa es la clave, ¬Ņno?

Huesca, Murcia, Cabo de Gata, Valencia‚Ķ tu relaci√≥n con Espa√Īa es intensa. No s√≥lo has realizado aqu√≠ numerosos de tus reportajes, sino que adem√°s has vivido varios a√Īos en Andaluc√≠a con tu familia. ¬ŅC√≥mo definir√≠as o describir√≠as tu “experiencia espa√Īola”, tanto en el √°mbito profesional como en lo personal?
S√≠, esta es una larga historia de amor y pasi√≥n. Primero a principios de los 70 con la gente de Nueva Lente, Carlos Serrano y PPM (Pablo P√©rez-M√≠nguez) y las primeras fotos de Barcelona que acaban de salir en un libro, “Barcelona 74”. (Publicado por Mar√≠a Luisa Samaranch en SD.Edicions con un texto de Jacques Terrasa).
Despu√©s, al volver de Am√©rica, me enamor√© de la fot√≥grafa Fran√ßoise N√ļ√Īez que conoc√≠ en Toulouse y me llev√≥ a ver a su familia en la provincia de Almer√≠a. Acabamos viviendo en el Cabo de Gata varios a√Īos criando a nuestros hijos.
Tambi√©n trabaj√© con (Pep)Bonet, (Josep Vivent) Monz√≥ y (Emmanuel) Guigon en el IVAM. Con Rafael Doctor que hizo tres libros estupendos conmigo con Carlos Serrano de dise√Īador gr√°fico. Luego fui mucho a Madrid para ver al gran Bayl√≥n, el exquisito (Javier) Campano, etc. Tambi√©n he trabajado mucho con Paco Salinas en Murcia / Cartagena, luego con (Salvador) Albi√Īana que sac√≥ adelante varios de mis proyectos. Con (Marcelo) Fuentes, un pintor magn√≠fico. Con el historiador de libros y comisario ( Juan Pedro) Font de Mora hice muchas cosas en Valencia y con el MUVIM. Espa√Īa es una gran parte de mi vida en muchos sentidos. He fotografiado durante mucho tiempo la pen√≠nsula desde Sevilla hasta Santander pasando por Huesca.

Haces muchas fotograf√≠as desde veh√≠culos en movimiento, parece ser una cosa que te agrada. ¬ŅExiste alguna raz√≥n en concreto para ello?
S√≠, la vida moderna transcurre casi la mitad del tiempo en veh√≠culos en movimiento, entonces, ¬Ņpor qu√© deber√≠a dejar de fotografiar cuando me muevo? Al contrario, uso ese movimiento, aunque sea muy r√°pido, para ver y tomar fotos; por supuesto. Me encanta el escritor Michel Butor, quien describi√≥ el paisaje desde la ventanilla de un tren (“Les paysages interm√©diaires “). Utilic√© este t√≠tulo para mi exposici√≥n en el Centro Pompidou en 1988. Hay vida en tales movimientos. Y la fotograf√≠a trata de las im√°genes de la vida que pasa…

¬ŅDecides de antemano el uso del blanco y negro o del color?
Por lo general, cuando era más joven llevaba película de los dos tipos. !Quién sabe lo que sucederá!
Por lo general era la luz, el clima, lo que me hac√≠a decidir el tipo de pel√≠cula. En algunos viajes cuando utilizaba mis dos Nikkormat, cargaba una con color y una con B/W. Por ejemplo, en Taos, Nuevo M√©xico, ten√≠a ambas c√°maras cuando fotografi√© a la ni√Īa de la camioneta. En B/N es una imagen muy gr√°fica y ambiental, en la de color los colores son muy salvajes y agresivos, pero tambi√©n dicen algo del d√≠a, de la forma de vida. Ahora, la mayor√≠a de las veces llevo una sola c√°mara, as√≠ que cambio de pel√≠cula en alg√ļn momento en alguna parte. La decisi√≥n ocurre de una forma natural, aunque sigo tomando m√°s fotos en B/N que en color.

En diversas ocasiones, has comentado que la fotograf√≠a se asemeja m√°s a la escritura que a la pintura. ¬ŅPor qu√©?
S√≠, la fotograf√≠a no es en absoluto como la pintura. Lo m√°s est√ļpido que uno puede decir sobre una fotograf√≠a es:”parece una pintura” !Es absurdo¬° Pero el proceso de la escritura, como autor, tiene mucha similitud con ser un autor que VE a trav√©s de la fotograf√≠a: observaciones, detalles, estados de √°nimo, !es lo mismo! Incluso las viejas maquinas de escribir se parecen a las c√°maras antiguas, emocionalmente, quiero decir, por su manera de transcribir los sentimientos.

¬ŅCu√°l va a ser es tu pr√≥ximo proyecto o viaje?
¬ŅEl pr√≥ximo? No quiero ser supersticioso, as√≠ que dir√© que muchos paseos por las monta√Īas.

Ha sido un placer hablar con el maestro Bernard Plossu. Esperamos que  la haya sido para todos vosotros.