Annie Leibovitz

keith_richards-revista-ojosrojosKeith Richards declaró una vez que había aguantado nueve días sin dormir. Seguramente la gran Annie Leibovitz, la fotógrafa que mejor retrató a los Stones y a otros muchos músicos de rock, estaba allí atenta cámara en mano cuando Keith cayó en los brazos de  Morfeo  (o posiblemente cuando se acabó todas las sustancias que le privaban del sueño; su famoso saco de no dormir). Puede que al despertarse después compusiera Satisfaction, un riff que según cuenta el propio Keith se le ocurrió mientras dormía aunque no lo creo, esa canción es de los 60`s y la foto es de los 70´s. De todas maneras, si no fue esa canción, seguro que se le ocurrió otra genialidad.

Se sabe que Annie les siguió durante varias giras y así fue como consiguió cientos de instantáneas increíbles de camerinos, habitaciones de hotel, aeropuertos… Eran los Rolling en la intimidad.

He seleccionado ésta foto como músico de rock que soy, porque representa la esencia de la parte oscura y  atractiva del rock and roll; desgaste, excesos y quizás demasiada velocidad.

Dicen que hay una parte subjetiva en cada retrato,  parte del alma del fotógrafo queda reflejado en él. En este caso bien podría ser el retrato de ella misma revelando detalles de su adicción a las drogas – que comenzó, por cierto, mientras cubría en 1975 la gira americana de los Rolling Stones-. Seguramente si no se hubiera involucrado como lo hizo en esa gira, no habría revelado con tanta autenticidad las luces y las sombras de la gran vida del Rock and roll al más alto nivel. Disparando con la seguridad e invisibilidad que se necesita para captar los momentos humanos de los divinos Stones.

Supongo que una oportunidad tan seductora para una joven fotógrafa debió ser algo realmente alucinante y no lo desapovechó.

Los Rolling Stones siempre han tenido una imagen tremendamente carismática e irresistible, por lo menos para mí.  Irresistiblemente feos diría yo.

Tengo ésta foto enmarcada en mi salón (evidentemente una copia) en mi pequeño templo dedicado a los grandes del rock. Gente que me cambió la vida, quizás el horario de sueño , y que me recuerda que hay que mantener la actitud incluso durmiendo ¡¡¡¡Stones forever!!!!

Carlos Tarque
Músico

Deja una respuesta