Jacob Aue Sobol

Publicado el
Puedes encontrar imagenes de Jocob aue Sobol en revista de fotografia Ojos Rojos

 Fotógrafo de la agencia Magnum: el mundo a través de ópticas cercanas.

Jacob Aue Sobol es un fotógrafo de Magnum, a mi manera de ver un autentico Magnum en el sentido de que en sus fotografías  aparece la poderosa visión personal de lo que fotografía. La agencia Magnum nació hace 65 años, entre otras cosas y además de defender los intereses de sus socios….” para fotografiar buenas historias, por pequeñas que estas sean”.  En sus archivos se encuentran un millón de imágenes que documentan de forma artística gran parte de los eventos históricos del siglo XX, desde el final de la II Guerra Mundial hasta nuestros días, así como impresiones de la vida cotidiana o personajes de la vida pública.

Puedes enconbtrar un articulo sobre el fotografo Jacob-Aue-Soboll en revista ojosrojos

Jacob Aue Sobol nacido en 1976 en Dinamarca es uno de los más jóvenes fotógrafos que se ha incorporado a la Agencia, después de pasar dos años de pruebas y otro más como miembro interino. Para realizar sus fotografías, se implica vitalmente con el tema que va a tratar: en su primer proyecto,  “Sabine” estuvo viviendo en un pequeño pueblo de pescadores de focas en Groenlandia durante dos años, después en Tahilandia, en Guatemala, en Tokio. Y recientemente “Arrivals and Departures” qué ha realizado viajando a lo largo y ancho de Rusia  en el Trassiberian Express.

Sobol hace una fotografía radical, no solo  por su temática, sino también por la crudeza de sus  tomas, un revelado muy drástico y películas de alto contraste de las que obtiene ese granulado que tanto le gusta.

El está totalmente de acuerdo con la filosofía de Magnum que hace suya al cien por cien: trabajar de una manera intuitiva y honesta, en el sentido de que es consciente de que cuando se mira todo con “la inocencia de la primera vez” saldrán cosas irrepetibles.

La fotografía que he elegido para representar el trabajo de Sobol pertenece al proyecto Tokyo ciudad en la que vivió durante un año y medio y que fue distinguido con el premio Leica European Publishers en 2008.

Para mí esta fotografía contiene todas las características de su trabajo: es inquietante sin mostrar nada expresamente inquietante, transmite inmediatez con un detalle (la ceniza del cigarro está a punto de caer), sus personajes casi nunca nos miran, aquí ha sustituido la mirada del hombre por la mirada desafiante del gato. Las manos: Sobol retrata mucho las manos de sus personajes, sobre todo tensadas, descarnadas y con las venas muy marcadas, igual que las  del cuello. Por supuesto su característico revelado en acusados blancos y negros radicales. El conjunto de la fotografía es desconcertante: el hombre,  de aspecto duro, sostiene a un gato, pero  suavemente  porque el gato está tranquilo, incluso pareciera que al gato le molesta el fotógrafo;  diríamos que es de noche aunque el personaje va con gafas de sol, lo que acentúa su dureza; esta fumando, pero parece que prefiere sostener al gato que coger el cigarro, prueba de ello es que debe llevar un rato sin tirar la ceniza. Y finalmente el encuadre, la parte del cuerpo del personaje  que ha elegido para dar mayor importancia a su actitud.

Esta es una de mis fotografías favoritas de Jacob Aue Sobol y digo una de ellas, porque realmente me gustan todas  con locura, pero en esta encuentro la belleza oscura de la contradicción entre lo amoroso y lo cruel.

Conocí personalmente a Jacob en Madrid en 2011 con motivo de su exposición en mi galería y pude comprobar qué está hecho de la materia de los grandes fotógrafos.

Rita Castellote
Abril 2014.

 

Deja una respuesta