Santi Palacios

SantiagoPalacios-revista-ojosrojos

La valla

Agradezco  al autor de esta fotografía, Santi Palacios y a sus colegas del fotoperiodismo su labor de retratar lo que hay sin dejar de honrar a la belleza, atravesando el desasosiego que generan ciertos aspectos de lo que ocurre. Veo que ayudan a transformar la actitud de multitud de personas que nos acomodamos a nuestro contexto más fácil.  Agradezco que recojan de este modo para nosotros lo que acontece un poquito más allá. No nos queda otra que atender a lo visto, constatar un estado de cosas al que hay que dejarle un lugar en nuestra consciencia.

Y agradezco a los muchachos que aparecen en la foto, como a todos los seres que aparecen en las fotos que cuentan lo más difícil de las circunstancias del mundo. A los que realizan su historia a pesar de todo.

Los acomodados en contextos más fáciles no soportamos bien cuando la realidad duele, nos la quitamos de encima como podemos. Pero no podemos esconder lo real sin que nos molesten los trapos con los que lo cubrimos, (ahí debajo se generan monstruos). Expulsar el dolor afuera, apuntar al enemigo, sin dejar de tener razón, no nos libera de lo que nos incumbe a nosotros esa información recibida. Es decir, el saber algo así como que la macroeconomía, hija del nivel de consciencia colectivo, está produciendo tantos horrores a tantos humanos y al resto de formas de vida terrestres, a manos de unos cuantos en concreto, exige posicionarse ante todo este engranaje que estropea la tierra y separa humanos. Y sin embargo, no me exime de esta imagen, no la puedo desechar como que no iba bien dirigida y que a mí no me compete. Me toca habérmelas con este aspecto de la realidad y no empujarla hacia un lado porque no es justa o no es bella…

Y ¬Ņqu√© pretendemos hacer nosotros ante la brutal exhibici√≥n de lo que hay. Para dejar de generar el mismo odio y resentimiento que florece en atrocidades por todo el mundo. Para no contestar con la misma medicina? Si uno escucha con atenci√≥n porque la pregunta no es ret√≥rica y atraviesa la impotencia y se abre paso a trav√©s de la rabia y la pena, algo responde con otra pregunta¬† ¬ŅQu√© pretendemos hacer nosotros ante la magna realidad sino dar fe de ella y hacernos cargo?

Cuando así la realidad nos alcanza, no somos más que ella y tampoco menos.

Las palabras con poesía no aniquilan la vida de las cosas que nombran.

También las imágenes son poesía cuando nos llaman a ser contempladas en ese espacio objetivo donde dejamos a las cosas ser, donde está la hendidura por la que nos encontramos a nosotros mismos en las mismas cosas que miramos.

Joan Castejón
Artista

 

La VallaMigrantes subsaharianos piden ayuda y que no se les expulse de Espa√Īa desde lo alto de la triple valla met√°lica que divide Marruecos y el enclave espa√Īol de Melilla, a primera hora de la ma√Īana del viernes 28 de marzo de 2014.
Varios cientos de migrantes trataron de acceder a Melilla saltando la valla que rodea la ciudad aut√≥noma pero las fuerzas de seguridad marroqu√≠s bloquearon a la mayor√≠a y agentes de la Guardia Civil expulsaron en el acto a los que hab√≠an logrado acceder a la parte de la valla que se encuentra dentro de territorio espa√Īol. (Santi Palacios)

 

Deja tu comentario