Carmen Gray

La fotohistoria de Carmen Gray.

El hecho fotogr√°fico repite mec√°nicamente lo que nunca m√°s podr√° repetirse existencialmente, la fotograf√≠a reproduce al infinito lo que ha tenido lugar una sola vez. Roland Barthes, cr√≠tico cultural y fil√≥sofo estructuralista franc√©s se asombr√≥ ante una fotograf√≠a de Jer√≥nimo -el √ļltimo hermano de Napole√≥n-, ‚ÄúVeo los ojos que han visto al Emperador‚ÄĚ, as√≠ tom√≥ cariz cultural su inter√©s por la fotograf√≠a, al margen de las evidencias procedentes de la t√©cnica y de sus clasificaciones formales.

Asimismo, y aunque el ámbito académico no plantea dudas en atender a la fotografía como una poderosa fuente documental, para un historiador el análisis de la técnica empleada, la biografía del autor o el valor estético es un análisis incompleto; una fotografía se ha de vincular de manera permanente en coordenadas sociopolíticas para extraer una lectura más completa de esa imagen particular.

Cada momento hist√≥rico presencia el nacimiento de unos particulares modos de expresi√≥n art√≠stica, que corresponden al car√°cter pol√≠tico, a las maneras de pensar y a los gustos de la √©poca. El gusto se forma en funci√≥n de unas condiciones de vida muy definidas que caracterizan la estructura social en cada etapa de su evoluci√≥n. Desde esa perspectiva podemos reflexionar sobre la capacidad de generar una dial√©ctica hacia el futuro. Voy a tratar de se√Īalar aspectos reveladores del camino elegido por Carmen Gray para establecer dicha comunicaci√≥n.

GALERIA-CARMEN-GREY

 

Carmen Gray defiende la imagen fotográfica como el registro visual de un acontecimiento desarrollado en un momento y un tiempo concreto y no sólo como una técnica o un mero objeto artístico. De forma premeditada funde el vértigo de su experiencia vital con la acción fotográfica creando una oportunidad inédita e incomparable de asistir, de trasmitir en realidad los acontecimientos de la actualidad post-Kerouaciana, pos-poscapitalista y neo-decadente.

Esta joven fot√≥grafa pertenece a la generaci√≥n 3.0, educada por la r√°pida imagen de los nuevos soportes para la trasmisi√≥n de informaci√≥n, y consciente de esta nueva y masiva irrupci√≥n de las redes de comunicaci√≥n, desenvuelve estrategias de investigaci√≥n ret√≥rica m√°s all√° de la tradici√≥n de la cultura escrita. En sus trabajos la fotograf√≠a no solamente constituye un objeto con el que obtener un goce est√©tico, fruto y expresi√≥n del contexto puramente l√ļdico en que se narra, sino que posee el valor de una extensa pluralidad de significados del mensaje.

Carmen ha descrito su trabajo como ‚Äúun informe social y documental sobre mis amigos y yo. Estoy contando esta historia en primera persona, todas mis fotos deben ser entendidas como autorretratos‚ÄĚ. El rostro se presenta como producto de una sociedad y de su historia. Cuenta que al principio no estaba muy al tanto de lo que hac√≠a tomando fotos de aqu√≠ y all√°, con algo en com√ļn pero sin saber muy bien de qu√© se trataba. Pero pronto comprendi√≥ que hab√≠a recopilado un archivo de su vida, y del valor real que las fotograf√≠as del pasado trasfieren al presente. ‚ÄúEntonces comenc√© a prestar mayor atenci√≥n a la reflexi√≥n del hecho fotogr√°fico, sab√≠a lo que estaba haciendo y lo que quer√≠a conseguir‚ÄĚ. La esencia del trabajo se muestra aqu√≠ al desnudo, el acto secundario de saber o de reflexionar.

Las fotograf√≠as de Carmen Gray estructuran su dial√©ctica en una extensa e incesantemente actualizada secuencia diacr√≥nica, una plataforma Tumblr, mostrando que el signo como unidad semi√≥tica se organiza seg√ļn les leyes de las nuevas herramientas sociales, -intensidad y rapidez de trasformaci√≥n- logrando pluralidad en una gran riqueza de combinaciones entre el significante y el significado.

La consecuencia l√≥gica es asistir a los acontecimientos descritos en las fotograf√≠as de Carmen desde una actitud tangente al an√°lisis est√©tico o puramente formalista. Si apreciamos este trabajo como objeto art√≠stico √ļnicamente, estaremos prescindiendo de la verdadera funci√≥n que le otorga su creadora, un visionado parcial no obstante suficiente para las personas que gustan disfrutar de la percepci√≥n sensorial.

El car√°cter polivalente de su fotohistoria, no excluyente, enfrenta al espectador y sus preferencias interpretativas provocando distintos an√°lisis. La fotogr√°fica transgrede la mera reproducci√≥n de la realidad bajo objetividad documental. Con esta proyecci√≥n de im√°genes Carmen a√≠sla elementos y manipula el tiempo y el espacio exagerando una ambig√ľedad de necesaria subjetividad, crea una metodolog√≠a del discurso vivamente inquietante, un torrente visual que se lee desde extremas situaciones de contacto cultural.

Eugenio Vizuete, 10/2013

 

 

Enlaces:
carmen-gray.com
carmengray.tumblr.com
facebook
flickr.com/photos/haluros/

 

Deja tu comentario