Matías Costa

Buenos Aires, 1973

Mediante im√°genes cortadas por la extra√Īeza, la obra de Mat√≠as Costa explora la memoria, la p√©rdida y la b√ļsqueda de identidad a trav√©s de la historia y el mapa.

Su obra ha sido expuesta en Espa√Īa, Francia, Alemania, Rusia, M√©xico, Holanda, China, Italia, Lituania, Suiza y Estados Unidos. Forma parte de las colecciones de Caja Madrid, Comunidad de Madrid, Moscow House of Photography, Hubei Museum of Art, as√≠ como colecciones privadas.

Entre los galardones que ha recibido destacan la beca Generaciones de Caja Madrid, el premio Descubrimientos Photoespa√Īa, la beca del Colegio de Espa√Īa en Par√≠s, El World Press Photo, as√≠ como las becas de la Fundaci√≥n La Caixa y la Fondation Hachette.

Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Complutense de Madrid. Profesor asociado de las escuelas Lens y Blank Paper de Madrid. Es fundador del colectivo NOPHOTO y colaborador habitual de The New York Times, Newsweek, La Repubblica y El País Semanal, entre otros medios.

 

GALERIA-MATIAS-COSTA

 

EXTRAVIADOS

Mat√≠as Costa asume un trabajo creativo que pone en riesgo su cuerpo emocional, la coherencia, la continuidad, el discurso de la identidad propia. Es precisamente en la p√©rdida de nortes, en lo incierto, donde encuentra un agujero de salida para sus trabajos: especies de estudios de campo de realidades dadas en la dificultad, el vac√≠o o el infortunio. Costa no ha sabido salir de estas circunstancias hasta tocar los bordes de la confusi√≥n. Se lleva a s√≠ mismo al extremo de verse c√°mara en mano sin saber a qu√©, cu√°ndo, c√≥mo y porqu√© disparar. En tal descarr√≠o surgen los contenidos atmosf√©ricos, las sugerencias, los silencios concretos de sus fotograf√≠as. Se trata ‚Äďtal vez‚Äď de respirar el aire m√°s denso, penumbroso o retirado, de los contextos que investiga. Y capturarlo.

Parece existir en este fot√≥grafo la necesidad de alcanzar un punto cero para remontar el lomo de sus temas. A saber: el desarraigo, la trashumancia cultural, las migraciones actuales o del pasado reciente, la imposibilidad de un destino definitivo o de una pertenencia inequ√≠voca, la identidad erigida sobre lo fragmentario y disperso, las readaptaciones, la p√©rdida, la fragilidad de todo lo alcanzado, la extra√Īeza, la memoria, la vida y la muerte, el no futuro.

As√≠, Costa se ha entregado a una especie de arqueolog√≠a de la memoria humana. Sus fotograf√≠as in√©ditas son reconocidas por coincidir con la materia de los recuerdos y las impresiones. Es quiz√° ese uno de los mayores argumentos de sus im√°genes. Los ojos que las contemplan desconocen esos lugares puntuales o esos personajes que los habitan o transitan, pero los descubren de alg√ļn modo entra√Īables.

 

Edgar Alfonzo Sierra