Carlos de Paz

(1953)

La trayectoria de este fotógrafo, enormemente versátil, se ha desarrollado entre Madrid y Almería.

De 1974 data su primera publicaci√≥n, en la revista Deporte 2000. Hasta principios de los noventa vive y trabaja en Madrid, principalmente en fotograf√≠a editorial para publicaciones y revistas de tirada nacional, que alterna con proyectos culturales y expositivos en torno a la fotograf√≠a contempor√°nea con distintos autores. Ejemplos de ello son ‚ÄúMadrid sin Z‚ÄĚ, colectiva realizada en el Centro Conde Duque de Madrid, o Visiones en el Planetario de la misma ciudad. En 1984 es seleccionado en Foto-Press Espa√Īa por su reportaje sobre los chabolistas de El Querol, barrio marginal de Madrid y en el a√Īo 1986 publica el libro La Danza, sobre el Festival de Oto√Īo de la Comunidad de Madrid.

A principios de los noventa marcha a Almer√≠a, donde se desarrolla su trayectoria creativa y expositiva reciente, con un buen n√ļmero de exposiciones individuales y publicaciones, como Facetas, Fusiones, Compactas, A Costa da Morte, Desnudos, Contra-Retratos, Genoveses y el libro Las Caras de la Piedra.

Practica con igual fortuna la fotografía documentalista, el reportaje, y la obra de autor reflexivo y crítico, no exenta muchas veces de mordacidad. Incorporado con total conocimiento del medio al nuevo lenguaje digital, imparte cursos de iniciación y especialización.

Andr√©s G¬™ Ib√°√Īez, del libro ¬ęLa Gallina Ciega, una mirada contempor√°nea¬Ľ ‚Äď Almer√≠a 2007

 

Cuando apenas hab√≠a dejado de ser un ni√Īo, all√° por el a√Īo 65, del siglo pasado, una c√°mara fotogr√°fica se peg√≥ a mis ojos y desde entonces vive conmigo.

Hombres, mujeres, ni√Īos y ancianos; paisajes y ciudades; cementerios y fiestas; sentimientos encontrados y reflexiones a pie de calle; todo cabe dentro de ese caj√≥n oscuro que no est√° pendiente de la √ļltima novedad del mercado y que utiliza la t√©cnica, sin ser esclavo de ella, aunque no siempre ha sido as√≠.

Hace unos a√Īos, a esa c√°mara de fotos le ha salido una compa√Īera con voz propia; tiene forma de pluma estilogr√°fica y se compenetran bastante bien. Imagen y palabra; supuesta realidad y verdadera ficci√≥n; paradojas contradictorias del rostro que anda tras ese viejo aparato fotogr√°fico.

Carlos de Paz

GALERIA-CARLOS-DE-PAZ

 

 

 

carlosdepaz.com

 

Deja tu comentario